Recorrido por la ciudad de Londres

Al concluir mi visita al Museo británico, tomé un tour city sightseeing que son estos emblemáticos autobuses rojos de dos niveles en los que recorres los diferentes puntos de interés en la ciudad. Además, existe la posibilidad de bajarse en culquiera de las paradas para ir a visitar cierto monumento o edificio, y tomar el siguiente autobús para completar el recorrido. Este boleto es válido por 24 horas.

Londres
Corte Real de Justicia

Mi primera parada la hice en la Catedral de San Pablo o St. Paul’s Cathedral. Este edificio es emblemático, entre otras cosas, por ser el lugar donde contrajo matrimonio Lady Diana con el príncipe Carlos.

Londres
Catedral de St. Paul

Después, continué el recorrido hasta llegar a una versión más moderna de la ciudad, con edificios estilo high-tech entre los que se destacaba “la bala” diseñada también por el Arquitecto Norman Foster.

Londres
Torre Swiss-Re

Mi segunda parada fue en la Torre de Londres, Patrimonio de la humanidad por la UNESCO desde 1988, que es el edificio más emblemático de la capital británica, puesto que resguarda diferentes tesoros de la historia inglesa, así como otras antigüedades y, además, hay un área donde se exponen permanentemente las joyas de la corona, que van desde coronas, cetros, orbes y otras alhajas con incrustaciones de piedras preciosas.

Londres

Perteneciente al mismo conjunto, se encuentra el emblemático Puente de la Torre, que conecta ambas riberas del río Támesis.

Londres
Puente de la Torre de Londres

Después, volví a tomar mi autobús rojo y esta vez, bajé en el edificio del Parlamento británico, que es el conjunto más representativo de Londres, ya que ahí se encuentra el famoso Big Ben, que es aquel reloj adjunto al complejo de estilo gótico. También, la abadía de Westminster, donde más recientemente se casó el príncipe William con Kate Middleton. Todo el conjunto pertenece también a la lista del Patrimonio de la humanidad por la UNESCO, desde 1987.

Londres
Big Ben

Caminando un poco más, es posible observar al otro lado del río Támesis, el Ojo de Londres, que no es más que una rueda de la fortuna de un diámetro considerable, y desde su punto más alto es posible obtener increíbles vistas de la ciudad.

Londres
El Ojo de Londres

Continuando con mi recorrido, llegué hasta Trafalgar Square donde me detuve a percibir el ritmo de la ciudad, el encanto de su arquitectura y el paisaje que dibujaba el tráfico en sentido inverso.

Londres
Trafalgar square

Al final, visité el Palacio de Buckingham, que es la residencia oficial de la Reina en Londres. Llegué justo a tiempo para observar el cambio de guardia, tan bello espectáculo cuyos protagonistas son los soldados que visten abrigo rojo y altos sombreros de piel de oso.

Londres
Palacio de Buckingham
Londres
Cambio de guardia en el Palacio de Buckingham

Con esto, concluye mi visita por las calles de la ciudad de Londres. Aunque me hubiera gustado quedarme por más tiempo y conocer, aún me dirigía hacia mi destino principal: Egipto.

A la mañana siguiente, dejé el hotel y me dirigí hacia la estación más cercana del Underground, no sin antes echar un último vistazo al paisaje, sentir la brisa fresca de una ciudad a la que me gustaría regresar, sin tener la certeza de que sería posible, o de cuándo. Adiós, Londres.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s