La última y nos vamos

Mis vacaciones estaban llegando a su fin. Tras haber visitado las magníficas pirámides y otros templos de importancia pertenecientes al antiguo Egipto, antes de irme, también hube de dedicar tiempo a la otra parte de la cultura egipcia, un poco más “reciente”: la religión.

Ésta es un aspecto fundamental en la vida diaria de la gente. Es la que rige el comportamiento, la sociedad, la vestimenta y hasta la política exterior. Más del 80% de la población profesa la religión musulmana. Sin embargo, el cristianismo también se hace presente, con el 10% de adeptos en todo el país. A los cristianos en Egipto se les denomina coptos, independientemente de que pertenezcan a la Iglesia Copta, Iglesia Ortodoxa Copta, Iglesia Católica Copta o Iglesia Evangélica Copta.

En la ciudad de El Cairo, existe un barrio copto, donde se encuentran los principales templos de dichas divisiones del cristianismo, así como monumentos históricos, la antigua fortaleza de Babilonia, y la sinagoga (sí, sinagoga) Ben-Ezra, que se remonta al siglo VII, la más antigua de Egipto.

Cairo
Antigua Fortaleza de Babilonia

Dentro de este barrio Copto, visité la iglesia de Santa María, que también es conocida como Iglesia colgante, porque se encuentra construida, precisamente, sobre los restos de la antigua fortaleza de Babilonia.

Más adelante, visité la Iglesia de San Sergio o Abu Serga (en árabe). La importancia de este templo radica en que, fue aquí, donde se alojó la Sagrada Familia en la “huída a Egipto” mencionada por el evangelista Mateo en la Biblia, cuando un ángel del Señor se le apareció en sueños a San José y lo alertó para que pusiera a salvo al Niño, puesto que Herodes había mandado a matarlo.

Cairo
Iglesia de San Sergio
Cairo
Interior de la Iglesia de San Sergio o Abu Serga

El ángel del Señor se apareció en sueños a José y le dijo: «Levántate, toma contigo al niño y a su madre y huye a Egipto; y estate allí hasta que yo te diga. Porque Herodes va a buscar al niño para matarle.» Él se levantó, tomó de noche al niño y a su madre, y se retiró a Egipto; y estuvo allí hasta la muerte de Herodes […]. 

Muerto Herodes, el ángel del Señor se apareció en sueños a José en Egipto y le dijo: «Levántate, toma contigo al niño y a su madre, y vete a la tierra de Israel, pues ya han muerto los que buscaban la vida del niño.» Él se levantó, tomó consigo al niño y a su madre, y entró en tierra de Israel. Pero al enterarse de que Arquelao reinaba en Judea en lugar de su padre Herodes, tuvo miedo de ir allí; y, avisado en sueños, se retiró a la región de Galilea, y fue a vivir en una ciudad llamada Nazaret”

Mateo 2, 13-23.

En el interior, hay una escalinata que conduce a una especie de sótano, en la que se asegura que se instalaron el niño Jesús, María y José, durante el tiempo que permanecieron en Egipto. El desnivel se debe a que, por el paso del tiempo, la nueva ciudad se ha ido construyendo sobre los restos de la que existió hace más de dos mil años. Este lugar se encuentra “visible” pero custodiado por una reja metálica a modo de puerta que prohíbe el paso, pero desde la cual las personas arrojan pequeñas hojas de papel en las que escriben sus oraciones.

De hecho, en el patio de la iglesia de Santa María, se encuentra un mosaico de la Sagrada Familia, que encajando con el patrón del ícono griego, este arte sacro muy propio de la religión católica ortodoxa griega, ilustra bellamente este relato bíblico.

Cairo
Mosaico de La Sagrada Familia en el patio de la Iglesia de Santa María

Más adelante, visité la Iglesia de San Jorge o Mar Girgis, cuya estructura arquitectónica es redonda, debido a que fue construída también sobre una de las torres de la fortaleza de Babilonia, que también lo era. Para su construcción en el siglo X, se emplearon piedras tomadas de la misma muralla, pero se reconstruyó en el siglo XX debido a que fue destruída por un incendio. La Iglesia de Ortodoxa y después Copta, para ser de nuevo Ortodoxa desde el siglo XV y hasta la actualidad.

Cairo
Iglesia de San Jorge o Mar Girgis

Después del barrio copto, nos dirigimos hacia la ciudadela de Saladino, que se encuentra sobre una pequeña montaña llamada Muzzattam. La fortaleza fue construída por el mismo Saladino, quien fue un gran gobernante del mundo islámico, siendo sultán de Egipto y Siria, incluyendo en sus dominios Palestina, Mesopotamia, Yemen, Hiyaz (hoy Arabia Saudita) y Libia.

Cairo
Ciudadela de Saladino

Dentro del conjunto, se destaca la mezquita de Mohammed Ali, que se encuentra emplazada en el punto más alto de la ciudadela, haciendo posible que se distinga desde diferentes puntos de la ciudad de El Cairo.

Cairo
Mezquita de Mohammad Alí, también conocida como Mezquita de Alabastro

Para acceder al interior, es requisito que sean removidos nuestros zapatos, y depositados en un lugar especial, donde nos estarán esperando (en teoría) a la salida del lugar. Yo tuve suerte. O eran feos.

El patio interior, elemento arquitectónico común en todas las mezquitas, está recubierto de alabastro, por lo que el piso se mantiene fresco, aún con el intenso calor, tan propio de la región. Hay, también, un reloj que, se dice, fue otorgado por el rey Luis Felipe de Francia, como agradecimiento por el obelisco que fue regalado por Egipto a aquel país, y que se encontraba, originalmente, en el Templo de Luxor. Actualmente, este obelisco se encuentra en la Plaza de la Concordia, de París. Lo hilarante de este hecho, es que tal reloj nunca funcionó, situación por la que, hasta hoy en día, muchos egipcios (y otros foráneos, como yo), se lamentan por tan inútil transacción.

Cairo
Patio de abluciones de la mezquita de Mohammad Alí

El interior de la mezquita, propiamente, o sala de oración, es un recinto magnífico. El piso se encuentra cubierto de alfombras de color rojo, las cúpulas asemejan el más puro estilo arquitetónico otomano, tan particular de Turquía. Desde el techo, penden varias lámparas que otorgan un ambiente mágico. Mi amiga Shaymaa me explica que, las mujeres y los hombres son separados para rezar, y que hacen sus oraciones en dos áreas distintas. Además, ellas deben llevar la cabeza cubierta y ropa modesta. En general, las personas deben entrar descalzas, como señal de respeto y realizar las abluciones, que son estos movimientos con las manos y el resto del cuerpo, evocando la insignificancia del hombre ante la grandeza de Dios.

Cairo
Sala de oración de la mezquita de Mohammad Alí

¡Allah akbar! o “Dios es grande”, se escucha mientras al unísono, las personas elevan sus manos a lo alto, tocan su frente, su boca y su corazón, en ese orden, para después postrarse unos instantes, antes de incorporarse por completo. Todo esto, en un corto lapso. Shaymaa me muestra cómo, lo intento, fracaso y me rindo. Me limito a observar y a disfrutar de ese momento tan distinto, tan ajeno a nuestra cultura.

Prosigo mi recorrido por la ciudadela. Desde el punto más alto, es posible tener un panorama increíble de la gran ciudad de El Cairo. La contaminación hace que la visibilidad sea corta, pero ilustra a la perfección lo que es la vida moderna en ese lugar.

Cairo
Vista panorámica de El Cairo desde la Ciudadela

Como último punto de interés, nos trasladamos hacia Khan el-khalili, que es un bazar, al más puro estilo árabe. Se encuentran curiosidades de todo tipo, desde lámparas “de Aladdino”, hasta objetos que asemejan el tesoro de Ali Babá y los 40 ladrones. Shishas (que son tradicionales pipas de agua, con una manguera a modo de boquilla con las que se fuma tabaco con aromas frutales) de todos los tamaños y colores, tapetes, telas, cojines, objetos de decoración, en fin…

Cairo
Shishas en el bazaar de Khan el-Khalili

Finaliza mi recorrido por Egipto. Es tiempo de volver a mi hotel para empacar y regresar a México, que ya extraño mucho. Adiós, Egipto. ¿Hasta siempre? ¿Hasta cuándo?

Anuncios

Un comentario Agrega el tuyo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s