Sharm el sheikh

Después de varios días en El Cairo, decidimos continuar desplazándonos por otras provincias egipcias. A media noche, tomamos un autobús en una terminal, muy cerca de Tahrir square, que nos llevó hacia Sharm el sheikh, una ciudad situada en la península del Sinaí y junto al Mar Rojo. Elegimos este destino, porque quería explorar nuevas rutas, diferentes a las que ya había visitado con anterioridad.

Viajamos toda la noche y llegamos muy temprano. Teníamos reservaciones en el hotel Luna Sharm, donde nos recibieron con el mejor servicio y un mocktail de bienvenida.

Decidimos descansar, tras el largo viaje nocturno que hicimos para llegar ahí. Al despertar, a media tarde, comimos del buffet que nos ofrecían en el hotel, y dimos un paseo por la famosa área de Naama bay. Es un área peatonal, llena de restaurantes, bares y cafés, donde los turistas se dan cita para disfrutar, después de nadar y otras actividades en el día, de la vida nocturna de este lugar.

Sharm el Sheikh
Naama Bay en Sharm el Sheikh

Primero, fuimos al Hard Rock Cafe de Sharm el Sheikh, pero al llegar, fue bastante decepcionante darse cuenta de que la música no tenía nada que ver con el conocido concepto de tan famosa cadena. Por eso, decidimos continuar caminando y llegamos a una gelatería, donde nos sentamos a disfrutar un refrescante gelato para contrarrestar el calor. Más tarde, cenamos en un restaurante de los muchos que abundan ahí y finalmente, encontramos un bar donde sí disfrutamos del rock y música más de nuestro estilo.

La mañana siguiente, como de costumbre, desayunamos; esta vez, teníamos al alcance un tipo de desayuno más “occidental” con huevos revueltos, jugo de naranja y pan con mermelada y mantequilla. Sin demora, nos dirigimos a la recepción del hotel; donde varios huéspedes que, junto con nosotros, esperaban el transporte que nos llevaría a la playa.

Llegamos. La arena era suave y de un color como amarillo. El mar, de un azul profundo. La bahía estaba rodeada de acantilados rocosos. Teniendo en México algunas de las playas más bellas del mundo, es difícil poner en perspectiva la belleza natural de este lugar. Sin embargo, la tenía.

Alguna vez, de niña, en las clases de historia y geografía e, incluso, en algún pasaje bíblico, oí hablar del “Mar Rojo”. ¿Será en verdad rojo? Me preguntaba. Ahora, estaba ahí, contemplándolo, dándome un baño con sus frescas aguas y contemplando esa porción de agua salada en medio de un sistema rocoso.

Sharm el Sheikh
Mar Rojo en Sharm el Sheikh

Pero este mar resguarda otra belleza, oculta en la profundidad de sus aguas. Después de la Gran Barrera de Australia, y del mar Caribe, el sistema de arrecifes en Sharm el Sheikh, es uno de los destinos más populares para practicar buceo y snorkel. Ya sea que seas un profesional o principiante, existe todo tipo de recorridos que más se acomoden a lo que deseas practicar. De igual modo, si nadar no es tu fuerte, es posible tomar un bote con fondo de cristal, desde donde es posible observar los extraordinarios arrecifes de coral y toda especie de peces de colores que habitan en dicho ecosistema.

Sharm el Sheikh
Arrecifes de coral en el Mar Rojo

Tras disfrutar de una extenuante pero maravillosa jornada, en el legendario Mar Rojo, retornamos a la ciudad, para planear la aventura del siguiente día.

Anuncios

2 Comentarios Agrega el tuyo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s