Rumbo a Jordania

Esa mañana, desayunamos, como de costumbre y nos apresuramos a empacar. Dejábamos, no sólo Sharm el Sheikh sino Egipto, en general. Tomamos un autobús, rumbo a Nuweiba, que es un pueblo al extremo oriente de la península del Sinaí. A medio camino, el autobús paró en otra población, Dahab.

Dahab es una pequeña localidad, popular entre los turistas por contar con gran sistema de arrecifes de coral, un mar azul y arenas claras, que lo hacen propicio para practicar buceo. Nosotros desistimos de esta idea, debido a que un día anterior habíamos alcanzado más de 2 mil metros sobre el nivel del mar, y someterse a la profundidad de las aguas de Dahab, sin aclimatarse el tiempo sugerido, estaba contraindicado. Es por eso que pasamos de largo, no sin antes vaciar medio autobús y recibir a otros, que continuaban su camino hacia el puerto de Nuweiba.

Ahí, conocimos a Mariana y Bernardo, una pareja de portugueses que radican en Hamburgo, Alemania. Es común desorientarse un poco, en un país como Egipto, donde todos hablan a gritos y no hay información precisa en inglés para los extranjeros. Por esto, Abdallah, valiéndose de su habilidad para hablar el árabe que es de hecho, su lengua natal, no duda en proporcionar la información y traducciones adecuadas, no sólo a mí, sino a cualquiera que pueda ayudar. Es así como los cuatro, juntos, permanecimos así, durante los siguientes dos días de recorrido.

En el puerto de Nuweiba, esperamos varias horas antes de que, con retraso, llegara el ferry que habíamos de abordar para cruzar el estrecho golfo de Aqaba y llegar al otro puerto, del mismo nombre, perteneciente ya al vecino país de Jordania.

Tras un, relativamente corto, recorrido, si tomamos en cuenta que nos desplazamos de un país a otro, llegamos a Aqaba, Jordania. Abdallah no necesita visa para trasladarse dentro de países árabes y yo, ya había tramitado la mía en la embajada del Reino Hachemita de Jordania en Egipto. Debido a esto, sólo tomamos maletas y pasamos el control migratorio sin mayor problema; no así Mariana y Bernardo, quienes tuvieron que esperar mientras obtenían el visto bueno junto con otros visitantes que también aguardaban impacientes.

Siendo tarde, en la noche, íbamos con la idea de pernoctar ahí, para continuar nuestro camino a la mañana siguiente. Sin embargo, siendo tan corta la distancia entre una población y otra, decidimos rentar un taxi para llegar, de una vez a Wadi Musa, mejor conocido como Petra.

Esa noche, se habían celebrado elecciones en la región. El público, en las comunidades cercanas a la carretera por donde andábamos transitando, festejaba con júbilo el triunfo de su candidata. Sí, una mujer, lo cual representaba un hito en la historia política de la región.

Finalmente, pasada la media noche, llegamos a un hotel en Wadi Musa, donde nos hospedamos y, después de comprar algo de pan y jugo para “cenar”, nos despedimos y nos retiramos a descansar. O, por lo menos, yo lo intenté. Sentí que apenas había cerrado los ojos cuando, me desperté con un estruendo. Era el altavoz situado en el alto del minarete de una mezquita, justo a un lado de mi habitación. La sensación era de alguien gritándome al oído. Y así, durante los 5 mintos que dura el adhan (pronunciado como azaan), que es la llamada islámica a la oración de la mañana, de la media tarde, de la noche y, a mi parecer, de todas las horas del día, en especial las más inapropiadas.

Cuando todo quedó en silencio, en realidad no hubo silencio. El ruido de la gente, los animales y el rumor de la vida cotidiana, se alzaba junto con el sol. Y no me quedó más remedio que, aún con el cansancio, despertar también y comenzar el ajetreado día que aún tenía por delante.

Wadi Musa
Wadi Musa, Jordania
Anuncios

3 Comentarios Agrega el tuyo

  1. Bernardo Silvestre dice:

    que buen recuerdo de eses días! Tenemos que nos encontrar una vez más, posiblemente aquí por Hamburgo o en otra parte cualquier del mundo. 😉
    saludos a los dos!

    Me gusta

    1. Pode ser ao Hamburgo o no Mexico. Minha casa, sua casa 🙂
      Beijinho para a Mariana.

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s