Homs

Con seguridad, han escuchado hablar de Homs, que es la ciudad donde más batallas se han suscitado, tras la guerra civil que inició en Siria en 2010, tan sólo unos meses después de mi estancia. Por lo que, muchos de los escenarios que visité, probablemente ya no existen.

Homs es la tercera ciudad más grande de Siria, después de Damasco y Aleppo. Íbamos con frecuencia, puesto que es, además, un importante punto que conecta a diversas ciudades del país. Sin embargo, nuestro único contacto con la ciudad era la terminal de autobuses a la que llegábamos o de la que salíamos para dirigirnos a otros lugares.

A casi 3 meses de mi llegada a Siria, noté que mi visa estaba a punto de vencer y llegué a la conclusión de que lo más fácil era salir y volver a entrar, que iniciar los trámites para ampliar la que ya tenía o gestionar mi residencia, porque ya no pensaba quedarme mucho tiempo más, pero tampoco quería infringir las políticas migratorias de un país con unas autoridades tan severas, como Siria.

Entonces planifiqué mi viaje a Jordania. Para esto, debía salir de Lattakia y llegar a Homs, de donde tomaría un autobús que me llevaría a Amán. Esta vez, decidí visitar la ciudad.

Llegamos, hambrientos, a medio día. Optamos por comer en un restaurante, cerca de la nueva torre del reloj, un monumento por demás emblemático de la ciudad. Después, a unos pasos, llegamos al palacio de Azze Hrawe, una enorme residencia de la era mameluca que hoy en día, funge como Museo del Folklore nacional. La puerta estaba cerrada pero, acorde a nuestra guía, eran horas hábiles, por lo que nos acercamos y tocamos la gran puerta principal; sonriente, nos abre un encargado y nos invita a pasar. Extraño y curioso  episodio.

La nueva torre del reloj de Homs
Fuente: Wikipedia.

Las piezas exhibidas al interior del museo sirven para empaparse más de las piezas históricas de Siria, por lo que supone un importante punto, ya sea antes o después de visitar los sitios arqueológicos. Lamentablemente, hay muchos objetos de gran valor que se encuentran expuestos a malas condiciones de almacenamiento, provocando su deterioro.

Más tarde, nos dirigimos a la mezquita de Khalid ibn al-Walid. Este impresionante recinto es de estilo arquitectónico otomano, cuya característica principal radica en extensos espacios interiores cubiertos por bóvedas adosadas a una más grande, al centro. Se encuentra ubicada en medio de un parque y debe su nombre a un comandante que lideró la conquista musulmana de Siria en el siglo VII que puso fin a la era bizantina en ese país.

Homs
Mezquita de Khalid ibn al-Walid

Tras visitar la parte trasera del complejo, en donde hay que lavarse las extremidades y la cabeza a modo de purificación antes de entrar a la mezquita, fuimos separados por género y llegamos al gran mausoleo del comandante Khalid. Unas mujeres sonrientes me animaban a venerar el mausoleo e intentaban decirme no sé qué cosas, en árabe. Tras hacerles comprender que no entendía lo que me trataban de decir, me despedí amablemente y salí.Después de una apasible caminata por el parque que rodea la mezquita, decidimos ir por un helado y, más tarde, por cena. Cuando llegó la media noche, abordé el autobús que me llevaría a través de la frontera con Jordania a la capital, Amán.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s