Valle de la Bekaa, Sidón y Tiro

El valle de la Bekaa, en Líbano, es una fértil extensión ubicada a unos 30 km. de la capital del país, Beirut. Su altura, clima y grado de humedad, hacen de Bekaa el lugar propicio para el cultivo de viñedos y producción vitivinícola.

Siendo febrero, el frío invernal y la lluvia, restaron un poco de crédito a la hermosísima vista del panorama entre escarpado y extenso del gran valle, que se dibuja titubeante detrás de la espesa niebla que atraviesa las colinas.

Terminando nuestra visita en Baalbek, atravesamos la parte baja del Bekaa, con asentamientos suburbanos que en su mayoría profesan la división chiíta del Islam. A medio camino, encontramos esta joya arquitectónica, la mezquita y mausoleo de Sayeeda Khawla.

Bekaa
Mausoleo de Sayeeda Khawla

Sin embargo, no nos detuvimos sino que continuamos nuestro camino hacia una de las casas productoras de vino más importantes del valle de la Bekaa: Château Ksara.

33801677480_ffb01501d8_b
Château Ksara

Fue fundada en 1857 por monjes jesuitas y desarrolló el primer vino seco en Líbano, llegando a producir hasta 3 millones de botellas por año. Además de ser la más popular del país, Ksara también es altamente conocida y  se puede encontrar en otros países del mundo, debido a la gran diáspora libanesa en el mundo.

34054929391_51964a7cb3_b
Barriles de producción en las cavas

Tras visitar las tibias y húmedas cavas subterráneas de le château, procedimos a una degustación de los tipos de vino que produce Ksara: Cabernet sauvignon, Merlot, Cabernet franc, Syrah, Mourvèdre, Tempranillo, Grenache, Carignan, Cinsault, Chardonnay, Sauvignon blanc, Sémillon, Gewurztraminer, Muscat, Clairette, Blanche y Ugni blanc. La producción abarca vinos tintos, secos blancos, rosé, vino dulce, vino fortificado, brandy y la bebida libanesa: Arak.

Me senté junto a Pauline, la francesa de mi edad que viajaba con nosotros, con quien pronto hice amistad. Más habituada al vino que yo, no dudaba desaparecer el contenido de cada copa que le daban a probar.  Yo, para nada afecta al producto de la uva, repartía mis copas, alternando entre ella, Abdallah, Santiago y Jean Luc.

33801658860_306b65e9ec_b
Degustación de vinos de Château Ksara

Saliendo de Ksara, nos dirigimos a Massaya, otra (sí, otra, más vino gratis para tomar) casa productora de vino, de las más importantes de Líbano, con impresionantes y hermosos viñedos en el valle de la Bekaa.

33343433044_a787771ebc_b
Viñedos de Massaya

La tradición libanesa del vino se remonta a hace 5 mil años, cuando los fenicios comenzaron a producirlo y exportarlo al antiguo Egipto, Roma, Grecia y Cártago. De igual manera, sobre ésta región se extendía Canaán donde, de acuerdo a la tradición cristiana, Jesús realizó su primer milagro, convirtiendo el agua en vino.

Y le dijo: «Todo el mundo sirve al principio el vino mejor, y cuando ya todos han bebido bastante, les dan el de menos calidad; pero tú has dejado el mejor vino para el final.»

Juan 2, 10

Una incesante llovizna caía sobre Bekaa, y nosotros tomamos rumbo hacia Sidón y Tiro, dos poblaciones en la costa del Mediterráneo que también se mencionan en la Biblia.

Saydaa y Sour, a como se les conoce en árabe, se encuentran separadas a sólo 40 km. una de la otra y son las ciudades fenicias más antiguas de las que se tiene registro.

Bekaa
Saydaa en la actualidad

La noche nos alcanzó y, exhaustos todos, comenzamos nuestro viaje de regreso hasta Beirut.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s