Los templos del Nilo I

A través de su cauce, que va bañando las planicies del territorio egipcio, el río Nilo ha jugado un papel muy importante en la localización de los asentamientos humanos y la construcción de templos. Es por esta razón que, desde Luxor hasta Aswan, haya un gran número de monumentos de exquisita belleza arquitectónica, los cuales vale la pena visitar.

Este recorrido puede hacerse a través del mismo Nilo, a bordo de uno de los diversos cruceros que ofrecen esta travesía, durante 3 o 4 días, en los que la embarcación encalla cerca de las distintas atracciones que hay a lo largo del camino. Yo realicé este viaje, la primera vez que visité Egipto, hacía ya unos 3 años y, además de atractivo, fue muy emocionante.

Esta vez, Abdallah y yo, decidimos acortar el tiempo y la distancia, moviéndonos por tierra, a través de los escasos 200 km. que separan ambas ciudades (no son necesarios los 4 días a bordo). Rentamos un taxi entre cuatro personas y acordamos un precio accesible, dividido entre cuatro personas: dos jóvenes británicos y nosotros. Partimos de Luxor temprano, pero después de desayunar en la terraza de nuestro hotel.

Hicimos la primera parada en Esna, una ciudad en la ribera del río, donde visitamos exclusivamente el templo de Khnum, el dios ceador dentro de la mitología egipcia, representado con cabeza de carnero. La tradición explica que Khnum creaba a todos los hombres, modelándonos en lodo del Nilo; hasta que un día, cansado de su actividad como alfarero de la humanidad, rompió su torno y colocó una parte en cada mujer, a fin de poder reproducirse sin su intervención.

Luxor
Sala hipóstila del Templo de Khnum en Esna

Del templo, sólo se conserva la sala hipóstila, sostenida por 24 enormes columnas con elaborados y muy bien conservados capiteles compuestos, sobre los que se ciernen las arquitrabes que mantienen el techo en su lugar.

Luxor
Capiteles de las columnas del templo de Khnum

Cada columna está grabada con bajorrelieves que representan escenas de los dioses, actividades reales, himnos y alabanzas al dios Khnum, calendarios con festividades religiosas, signos zodiacales e imágenes astronómicas.

Luxor
Relieves grabados en los fustes de las columnas de la sala hipóstila

Unos kilómetros más adelante, nos detuvimos en el templo de Edfu, dedicado a Horus, el dios de los dioses, representado con cabeza de halcón. De los monumentos situados al margen del Nilo, éste es mi favorito, porque la estructura del complejo se encuentra aún en pie y prácticamente intacto, casi en su totalidad.

Luxor
Templo de Edfu

Detrás de los pilonos de la entrada, hay un patio interior, rodeado por una columnata que sirve como vestíbulo a la sala hipóstila, que guarda mucha similitud con el templo de Khnum, en Esna, aunque se diferencía por la presencia de estatuas de halcones con la corona del Alto Egipto, que simbolizan al dios Horus.

Luxor
Sala hipóstila del Templo de Edfu

El buen estado de conservación de Edfu, se debe a que su construcción fue más “reciente”, perteneciendo a la dinastía ptolemaica, última en el trono de Egipto, antes de la era cristiana. Así fue como el templo dejó de cumplir su función como recinto religioso, a partir de un edicto que prohibió el culto pagano dentro del imperio romano.

Luxor
Relieves en el Templo de Edfu

Los ricos relieves y grabados del templo sufrieron un daño irreversible, como muchos otros lugares que corrieron con la misma suerte. Primero, porque los cristianos que llegaron, consideraron las imágenes como paganas y las destruyeron. Posteriormente, con la ocupación islámica, también fueron censuradas las escenas que mostraban partes desnudas del cuerpo, representaciones de los antiguos dioses y otras imágenes, por considerarlas inmorales.

Luxor
Representación gráfica de la influencia musulmana sobre el patrimonio cultural en Egipto

Río abajo, se encuentra un inusual recinto: el templo de Kom Ombo, único en su clase por su diseño doble o, como me gusta pensar, a modo de espejo, a fin de albergar salas, capillas y santuarios duplicados para dos dioses: Sobek (simbolizado con cabeza de cocodrilo, especie que abundaba en esa región del Nilo) y Horus.

Luxor
Relieve del dios Sobek

Mientras en un lado se rendía culto al dios de la fertilidad, Sobek, en el otro se veneraba a la representación vieja de Horus; además de otras deidades como Hathor, diosa del amor y Sekhmet, diosa de la guerra. Por lo general, a Sekhmet se le simbolizaba con el disco solar y por eso se le asociaba con las estaciones, que regían la época de inundaciones del Nilo, los cultivos y la cosecha.

Luxor
Representación del dios Horus
34029514372_73d875a058_b
Grabado de la diosa Sekhmet

Debido a esta acción del Nilo, gran parte del templo ha sido destruido, además de terremotos, u otros desastres naturales. También se dañaron los relieves a propósito, ya que el inmueble fue utilizado por los Coptos como templo cristiano. Es por esto, que los elementos más conservados son los que quedaron fuera del alcance de todos estos factores, tal es el caso es los capiteles de las columnas, arquitrabes y losas.

34186732745_3c1b59498d_b
Losa decorada con imágenes de Horus
Luxor
Columnas y arquitrabes del Templo de Kom Ombo
Anuncios

2 Comentarios Agrega el tuyo

  1. Excelente, me encantan tus artículos y tus fotos

    Me gusta

    1. Muchas gracias, Jorge. Un gusto saber que me lees. Saludos.

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s