Puebla de los Ángeles

La Heroica Puebla de Zaragoza se encuentra a tan sólo dos horas por carretera desde la ciudad de México. Es una ciudad colonial, de gran riqueza cultural y belleza arquitectónica, que se extiende en un área conurbada que conforma una moderna metrópoli.

Se le conoce, también, como “Puebla de los ángeles” porque existe una leyenda en la que se narra cómo los mismos ángeles descendieron del cielo y trazaron la ciudad. Obra divina o no, la verdad es que transitar por las calles del centro histórico de Puebla, declarado Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO en 1987, es un verdadero deleite.

El hospedaje no es un problema, ya que en el Centro Histórico hay una gran variedad de hoteles y hostales que se acomodan mejor al presupuesto y las necesidades de los visitantes. Llegamos temprano y nos alojamos a unas cuadras del “zócalo” o plaza mayor.

Desde ahí, sale el Turibús que recorre los puntos de interés de la ciudad. Es posible adquirir los boletos en un módulo que está dispuesto en el zócalo, o al momento de abordar. El precio incluye una guía impresa y audífonos para escuchar la descripción de los sitios, tanto en español, como en otros 4 idiomas.

Iniciamos el recorrido rodeando la plaza mayor, que se extiende frente al Palacio de Gobierno, emblemático edificio de ésta, y de todas las ciudades coloniales.

Puebla
Palacio de gobierno de Puebla

Continuamos hasta llegar al emblemático puente de Ovando, que conecta el Centro Histórico con uno de los barrios en los que originalmente se dividía la antigua ciudad de Puebla: el barrio de Analco.

Puebla
Puente de Ovando cerca del barrio de Analco

A través del recorrido, pudimos apreciar distintas muestras de arte urbano, como ésta, que representa las culturas prehispánicas del México antiguo.

34030960032_cce0ef51a8_b
Graffiti en las calles de Puebla

Pasando por emblemáticos monumentos, como iglesias, museos y otros sitios de interés histórico y cultural, llegamos hasta los fuertes de Loreto y Guadalupe. Se tratan de capillas que fueron reconstruidas para darles uso de fortificación militar. Sirvieron como trinchera y escenario principal para el sitio de Puebla, durante la intervención francesa en México.

34030952902_8df178341f_b
Fuerte de Guadalupe

La importancia del monumento radica en la trascendencia de la batalla que tuvo lugar aquí. Siendo el ejército francés el más poderoso de su época, fue vencido por las fuerzas mexicanas al mando del General Ignacio Zaragoza, el 5 de mayo de 1862. Erróneamente, en nuestro vecino país del norte se piensa que ésta es la fecha más conmemorativa de México y, aunque es de gran importancia para la historia de nuestro país, la fecha más significativa es el aniversario de la Independencia de México, que tuvo lugar el 15 de septiembre de 1810.

A cada cierta distancia, se encuentran placas conmemorativas con emotivas leyendas que recuerdan al visitante la solemnidad con la que se deben conducir, por lo que los fuertes representan en la historia del pueblo de México:

“Aquí fue vencido el Ejército Francés por los patriotas mexicanos”.

“El 5 de mayo de 1862 es un ejemplo de un pueblo que se vuelve indomable en defensa de la libertad”.

“El General Ignacio Zaragoza defendió aquí la integridad de la República en 1862”.

“La heroica Puebla puede enorgullecerse de que los fuertes de Loreto y Guadalupe se hayan convertido en baluartes espirituales de la dignidad mexicana”.

“Mexicano: detente respetuoso. Este lugar es un altar de la Patria a los Héroes del 5 de Mayo”.

“Mexicano: el suelo que pisas está abonado con la sangre de los héroes muertos hace un siglo por defender la dignidad nacional”.

“Visitante: México defendió aquí, en 1862, no tan sólo su propia integridad territorial; sino la inviolabilidad de América entera”.

Los fuertes se ubican en uno de los puntos más altos de Puebla, por lo que, desde este punto, es posible obtener una hermosa vista panorámica de la ciudad.

Puebla
Vista panorámica de la ciudad de Puebla

Al continuar el recorrido en el Turibús, de regreso hacia el zócalo, pasamos también por el Mercado del Alto, donde se pueden degustar todo tipo de platillos de comida típica mexicana y de la región, que también es un punto de reunión para mariachis y otros conjuntos de música tradicional mexicana.

Puebla
Mercado del Alto

De regreso en el centro histórico, visitamos la Biblioteca Palafoxiana; se llama así porque el acervo pertenecía al obispo Juan de Palafox y Mendoza, quien donó los cinco mil volúmenes de su librería personal. Ésta fue la primera biblioteca pública de América latina. La colección está constituida por obras de diversos temas, no únicamente religiosos, y escritos en 14 idiomas, distribuida en tres estanterías.

Biblioteca Palafoxiana de Puebla
Fuente: Wikipedia

Debido a su antigüedad, actualmente se conserva únicamente como museo, y no como consulta bibliográfica; de igual manera, están prohibidas las fotos al interior, para la conservación de los ejemplares. Sin embargo, la belleza del recinto y la riqueza del acervo hacen de la Biblioteca Palafoxiana, un punto de visita obligado en la ciudad de Puebla.

Otros museos que vale la pena visitar, son:

Museo Amparo, con una gran colección de piezas prehispánicas.

Museo del Alfeñique y Museo Bello, piezas, obras de arte y utensilios de la época colonial.

Museo de la Revolución Mexicana o Casa Museo de los hermanos Serdán, a quienes pertenecía y donde se gestaron las conspiraciones a favor de la libertad del pueblo de México en contra de la dictadura de Porfirio Díaz.

Anuncios

2 Comentarios Agrega el tuyo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s