Alrededores de Oaxaca

Tras recorrer la zona arqueológica de Monte Albán, abordamos de nuevo la camioneta azul para tomar un camino de terracería hacia San Antonio Arrazola, una pequeña comunidad no muy lejos de ahí. En esta región, se produce un tipo de artesanía muy emblemática de México: los alebrijes.

Oaxaca
Alebrijes de San Antonio Arrazola

Un alebrije es un ser ficticio, una combinación de partes de diversos animales reales o imaginarios, dando como resultado una criatura fantástica a la que, virtuosas manos de artesanos oaxaqueños, plasman infinidad de colores vibrantes, aquellos que caracterizan a este país.

Aunque los alebrijes se elaboran en distintas regiones de México, cada uno es manufacturado de manera diferente. En Oaxaca, se tallan las piezas a partir de la madera de Copal, en talleres familiares donde los hombres son los encargados de dar forma a criaturas surreales que las mujeres decoran con una amplia paleta de pinturas acrílicas, para después comercializarlos en tiendas que improvisan en sus hogares o en mercados de la región.

33378402903_23b6bb793d_b
Artesanos tallando los alebrijes en madera de copal
34148624486_702b4c58db_b
Talleres familiares de pintura de alebrijes

Nosotros visitamos una de estas casas-taller, en donde todos los miembros de la familia son pieza fundamental en la fabricación de alebrijes. Han ideado la manera de crear figuras desmontables, a modo de que sea fácil convencer a los turistas de adquirir un ejemplar, adelantándose al pretexto de todo viajero: “se va a estropear en la maleta”.

La oferta, además, se ha extendido a otros objetos y enseres como cruces, alhajeros, porta retratos y diversos tipos de souvenirs, todos pintados con la misma ténica multicolor.

A bordo siempre de la camioneta azul, dejamos San Antonio Arrazola para dirigirnos hacia Cuilápam de Guerrero, una población mixteca en las inmediaciones de la ciudad de Oaxaca. El principal atractivo es el ex convento de Santiago Apóstol, o lo que queda de él. El conjunto consiste en un templo edificado a base de piedras que conforman gruesos muros que, en un principio, estaban recubiertos con estuco, decorado con frescos que evocaban motivos religiosos.

34189272225_16cd3d023c_b
Fachada principal del exconvento de Santiago Apóstol
33378373323_dc706f70b4_b
Grosor en los muros del templo
33346899974_c9ec0ea249_b
Recubrimiento de estuco original

El interior estaba dividido en tres naves, por arcos de medio punto que descansaban sobre una hilera de columnas. Sobre esta estructura se posaba la techumbre que, con el paso del tiempo, colapsó. Junto al templo, hay un museo que resguarda objetos del siglo XVI.

33346897684_4e39eff6d4_b
Interior del templo de Santiago Apóstol

Esta población lleva, en su nombre, a Vicente Guerrero, líder insurgente, pieza fundamental en la consumación de la guerra de Independencia, segundo Presidente de México, expidió el decreto de Abolición de la esclavitud. Víctima de una emboscada, encabezada por el Vicepresidente, Anastasio Bustamente. Fue capturado en Acapulco (hoy estado de Guerrero) y llevado por mar hasta Huatulco, en la costa de Oaxaca para, finalmente, ser fusilado en el patio trasero del ex convento de Cuilápam.

Oaxaca
Patio trasero del exconvento, donde fue fusilado Vicente Guerrero, por quien Cuilápam lleva su nombre

A unos pasos de aquí, nos detuvimos en el restaurante Hacienda Cuilápam, donde ofrecen un verdadero homenaje a la gastronomía regional. Es un pintoresco comedor, donde los visitantes esperan un lugar para sentarse. Los comensales entran, literalmente, “hasta la cocina” y atiborran sus platos de cualquiera de los más de 50 platillos típicos que, diariamente, son preparados por las manos de las mujeres oaxaqueñas con el mejor sazón. Las tortillas hechas a mano se inflan al calor del comal mientras, indecisos, bailamos alrededor de las cacerolas de barrro y los molcajetes con infinidad de salsas de todos los colores, sabores e intensidades de picor.

Los más osados, bebían mezcal (para mis lectores no mexicanos, es un licor hecho a base de la misma familia del agave, la planta de donde se obtiene el tequila, pero procesado de manera artesanal principalmente en Oaxaca). Entretanto, la marimba amenizaba con melodías populares. El entorno parecía una gran fiesta. O, simplemente, la simple muestra de lo que representa la hora de la comida en México.

Para todo mal, mezcal;
para todo bien, también.
Y si no hay remedio, un litro y medio”.

Refrán popular oaxaqueño

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s