Chiapa de Corzo, la antigua Napiniaca

La pequeña ciudad de Chiapa de Corzo se sitúa a escasos 15 km. de Tuxtla Gutiérrez, la capital del estado de Chiapas. A pesar de la inmediatez, se trata de un lugar completamente diferente a la vecina urbe. Aquí, pareciera que el tiempo se detuvo, como en los primeros años de la vida novohispana.

Chiapa de Corzo
Chiapa de Corzo

A orillas del río Grijalva, se asentaron poblaciones zoques y mayas, pero los verdaderos gobernantes de esta región, fueron los “chiapas”,  llamados así por los pueblos nahuas. En realidad, eran indígenas soctones, que en idioma chiapaneco quiere decir “los tira piedras”, por su gran habilidad con la honda. Se trataba de inmigrantes provenientes de Centroamérica, probablemente de Nicaragua o Costa Rica.

Los chiapas o chiapanecas, diferían del resto de la población y sobresalían debido a su apariencia física y gran estatura, que impresionó a los conquistadores. Así lo describió Fray Tomás de la Torre, quien acompañó a Fray Bartolomé de las Casas en su primera visita a la zona:

“… [gente] muy crecida a maravilla, así hombres como mujeres que parecen gigantes…”
Historia de la provincia de San Vicente de Chiapa y Guatemala.

La capital de los antiguos chiapanecas, de acuerdo a las tradiciones orales, se llamaba Napiniaca, que quiere decir “pueblo grande”. Y fue descrita por Bernal Díaz del Castillo como un asentamiento que “verdaderamente se podía llamar ciudad”.

A pesar de su tamaño y organización, fue posible lograr la caída de Napiniaca, gracias a la ayuda de las tribus enemigas de los chiapanecas, quienes proporcionaron recursos y canoas a los europeos, para cruzar el río y sitiar la ciudad. La primera fundación hispana la realizó Diego de Mazariegos el 5 de marzo de 1528 y se llamó Chiapa de la Real Corona, cerca de la antigua ciudad indígena en la margen derecha del río, a un lado de una gigantesca ceiba que sigue en pie y a la que se conoce como “la Pochota”.

Posteriormente, se erigió el Templo de Santo Domingo de Guzmán, también conocido localmente como “Iglesia grande”, construido durante la segunda mitad del siglo XVI, de ladrillo en estilo mudéjar renacentista.

Chiapa de Corzo
Templo de Santo Domingo, en el margen izquierdo del río Grande de Chiapa, o río Grijalva

Esta amalgama de influencias culturales, forjaron la arquitectura y paisaje de Chiapa, destacándola de entre las demás poblaciones del estado. El emblema de la ciudad es La Pila o “la Corona”, un monumento situado al centro del Parque Central. Se trata de una fuente diseñada en forma octogonal, edificada también con ladrillo en estilo mudéjar, y que embellece el centro de la plaza. Tanto en aquel entonces, como ahora, se trata de un punto de reunión de los habitantes del pueblo.

“La gran fuente de Chiapa de Corzo, ella sola vale un viaje a Chiapas”.
Mexico Desconocido magazine (November/December 1997)

Chiapa de Corzo
La Pila o Corona en el Parque Central de Chiapa de Corzo

La Chiapa de la Real Corona cambió su nombre a Chiapa de Corzo, en honor a don Ángel Albino Corzo, hijo ilustre de esta ciudad, gobernador del estado de 1856 a 1860. Encabezó personalmente la lucha armada contra las fuerzas conservadoras. Por su defensa de la integridad de Chiapas y de la causa liberal es nombrado por los gobiernos de Tabasco y Chiapas como “Benemérito del Sur”.

La fascinante historia de Chiapa de Corzo es, también, mi historia. Aunque nací y he crecido en el vecino estado de Tabasco, los orígenes de mi genealogía y apellido “Molina”, se remontan a esta mixtura de culturas que tuvieron lugar aquí, en la antigua Napiniaca.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s