Grutas de Rancho Nuevo y Cascadas de “El Chiflón”

Ya en San Cristóbal, vale la pena conocer otros lugares de interés fuera de la ciudad. Existen numerosas opciones, la más recomendada es comprar un recorrido a través de una agencia de viajes. Todas ofrecen los mismos itinerarios y varían ligeramente en el precio, de acuerdo al presupuesto y exigencias de cada quién.

Nosotros elegimos visitar los destinos ecoturísticos y, tras reservar nuestros lugares, nos dimos cita a la mañana siguiente en los portales de la Plaza Central. De ahí, salió una minivan, con destino a las Grutas de Rancho Nuevo.

Rancho Nuevo
Grutas de Rancho Nuevo

A tan solo 10 km. de la ciudad de San Cristóbal, hay una desviación hacia un hermoso bosque de coníferas, donde es posible hacer paseos a caballo y acampar, además de hacer senderismo y otras actividades al aire libre.

34032459992_f4403bb12c_b
Bosque de coníferas en las grutas de Rancho Nuevo

El bosque sirve como antesala al sistema cavernario, lleno de caprichosas figuras que componen las estalactitas y estalagmitas, forjadas por los escurrimientos subterráneos. La cueva fue descubierta en 1947, tiene una sola entrada y aberturas laterales, en una profundidad de hasta 550 m. y una longitud de 10.2 km. de los cuales, solo se puede recorrer 1 km. en un andador iluminado.

Rancho Nuevo
Única entrada al sistema cavernario de las grutas de Rancho Nuevo

Luego de recorrer el interior de la gruta, abordamos de nuevo la minivan y volvimos a la carretera federal, en un trayecto más largo que el primero, de aproximadamente dos horas. El próximo destino eran las Cascadas de El Chiflón.

Se trata de una cadena de cascadas, formadas por la abrupta caída del río San Vicente en la caprichosa topografía del municipio de Tzimol, donde se originan. Estos escurrimientos dan origen a “El suspiro”, “Ala de ángel”, “Arcoiris”, “Quinceañera” y la más impresionante: “Velo de novia”, que alcanza una altura de 120 m.

Rancho Nuevo
Cascadas de “El Chiflón”

Es posible llegar al mirador, en la parte más alta, ascendiendo por un pedregoso camino, a la orilla del caudal que golpea las piedras a toda velocidad. El murmullo del agua y la naturaleza, hacen de ésta, una caminata relajante y divertida, aunque agotadora si no se cuenta con la condición física para tal propósito.

Conforme nos acercamos al nacimiento de la cascada, el agua salpica con tal fuerza, al punto de quedar empapados por completo. Si dentro de los planes se encuentra visitar este centro ecoturístico, lo más recomendable es llevar una muda completa extra de ropa, ya que no hay impermeable o paraguas que impida que uno se moje totalmente, aún sin sumergirse entre el agua.

El lugar cuenta con facilidades como baños, vestidores, cabañas, palapas, restaurante y tienda de artesanías, para satisfacer todas las necesidades de los visitantes.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s