Villahermosa, la esmeralda del sureste

Villahermosa, te vistió de fiesta la naturaleza,
son tus tardes, remansos tranquilos de rara belleza”.

Villahermosa
Manuel Pérez Merino

Hubimos de despedirnos de Palenque, su majestuosa ciudad prehispánica y sus maravillas naturales. Nuestro próximo destino era la capital del vecino estado de Tabasco, puerta de enlace entre el sueste mexicano y el resto del país.

Villahermosa es, además, mi hogar; es la ciudad donde nací y donde vivo. Durante las escasas dos horas que duró el viaje desde Palenque, me entusiasmaba mucho la idea de que, por fin, Abdallah conocería a mi familia, mis amigos, mi ciudad y mi casa, los lugares que frecuento y tendría una idea de cómo es mi vida cotidiana. Supuse que así se sintió él, la primera vez que llegamos juntos a Siria.

Pero, independientemente de que la escala técnica en casa durante nuestro recorrido por México, era obligatoria, mi estado y mi ciudad tienen mucho que ofrecer a quien le visita (aún cuando no tenga familia política por conocer).

A diferencia de otros estados de México, donde su belleza consiste en el patrimonio edificado, Villahermosa es una urbe pequeña, pero con mucho movimiento; su éxito se debe a las actividades derivadas de la expropiación petrolera en esta región. Pero dista mucho de ser solo una jungla de concreto, porque la Villa Hermosa de San Juan Bautista (nombre con que se fundó, en 1564) es, como su nombre señala, hermosa.

Su abundante vegetación, siempre verde, le valieron el sobre nombre de “la esmeralda del sureste”, y los ríos y cuerpos de agua que bañan su superficie, han sido inspiración del gran poeta de América:

Brillan los laguneríos;
en la tarde tropical,
actitud de garza real
torna el aire de los ríos.

[…]

Agua de Tabasco vengo,
y agua de Tabasco voy.
De agua hermosa es mi abolengo;
y es por eso que aquí estoy,
dichoso con lo que tengo”.

Cuatro Cantos en mi Tierra
Carlos Pellicer

Villahermosa
Laguna de las Ilusiones, el corazón de Villahermosa

Fue, en uno de estos ríos, donde las primeras embarcaciones españolas tocaron tierra, antes de dirigirse hacia la capital del gran Imperio Azteca, en su camino por la conquista de México. Pero, a pesar de su paso por la región, casi no existen vestigios arquitectónicos que denoten la influencia europea en esta zona del país. Esto se debe, en gran medida, a un episodio en la historia que tuvo lugar aquí.

En 1928, cuando llegó por primera vez al poder el gobernador Tomás Garrido Canabal, desplegó un combate militar en contra de la Iglesia Católica del estado. Este ataque no solo incluía la expulsión del clero y la prohibición de culto, fiestas o ritos católicos, sino que arremetió contra los templos, destruyendo el arte sacro y los edificios religiosos de gran riqueza arquitectónica e histórica, con el fin de darles un nuevo uso como escuelas, bibliotecas, y otros edificios de uso “racionalista”.

Tras esta sombría etapa, otras imágenes religiosas fueron traídas de otras regiones aledañas, tal es el caso de la imagen de Cristo Rey, que hoy se venera en la Catedral del Señor de Tabasco, un nuevo edificio que se concluyó “apenas”, en 1990.

34044366642_7e0e596cce_b
Catedral del Señor de Tabasco

El centro de la ciudad es una amalgama entre lo nuevo y el desesperado intento de reconstruir lo viejo, como si se luchara por estar a la par de las ciudades vecinas, llenas de un patrimonio histórico y cultural que hable por sí mismo.

34070738191_97672e1cc6_b
Palacio de Gobierno de Tabasco

Pero aún con este lapso perdido en la historia y la destrucción de sus vestigios, la ciudad de Villahermosa sigue abriendo sus puertas a un sin número de visitantes, a pesar de la inclemencia del termómetro, que ronda los 35°C casi todo el año; y que, cuando se olvida de hacerlo, la ferocidad de las torrenciales lluvias, anega calles y colonias enteras.

Más agua que tierra. Aguaje
para prolongar la sed.
La tierra vive a merced
del agua que suba o baje”.

Cuatro Cantos en mi Tierra
Carlos Pellicer

Villahermosa
Tardes calurosas de Villahermosa
Anuncios

9 Comentarios Agrega el tuyo

  1. oscarmmora dice:

    por tu culpa quiero conocer, bueno ya quería :3

    Me gusta

    1. Cuando gustes, eres bienvenido. Te llevamos a pasear.

      Me gusta

    1. Muchas gracias, me alegra que te hayan gustado. Saludos.

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s