Campeche: entre piratas y murallas

Luego de unos días recorriendo las principales atracciones de Tabasco, continuamos nuestro camino hacia el vecino estado de Campeche. Su capital, la ciudad de San Francisco de Campeche, se levanta frente a las aguas del Golfo de México, y es la puerta de entrada a la Península de Yucatán.

Campeche
Costa de Campeche, frente a la ciudad

Su encanto se debe a la combinación de influencias culturales que tuvo lugar aquí, y que están plasmadas en cada rincón de la ciudad, desde su arquitectura colonial hasta la gastronomía, que incorpora recetas prehispánicas.

34161252456_ac34095507_b
Arquitectura en las calles de Campeche

Su nombre proviene de los vocablos mayas kaan y peech, que significan “culebra” y “garrapata”, respectivamente. A la llegada de los españoles, castellanizaron el nombre a Campeche y, tal como sucedió con el resto de las poblaciones precolombinas, conservaron su nombre original, seguido o precedido por el nombre de un santo, de acuerdo a la fecha en que fue fundada. Así fue como Kaanpeech se convirtió, en 1540, en San Francisco de Campeche.

34161249036_e5c778fbf7_b
Centro histórico de Campeche

La ciudad es un importante puerto, cuya fascinante historia naval, la influencia española en su arquitectura barroca y su añeja belleza, la destacan de entre otras ciudades del país. Debido a esto, fue declarada Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO, en 1999, refiriéndose a ella como “modelo de la planificación de una ciudad barroca colonial”.

33359657134_4aa5ee6efe_b
Arquitectura colonial barroca en Campeche

Un ejemplo de esta magnífica planificación urbanística, es la tradicional y colorida Calle 59, que se extiende a lo largo de la antigua ciudad, desde la llamada Puerta de Agua, hasta la Puerta de Tierra, que enmarcan la antigua fortificación defensiva que protegía a Campeche de los constantes ataques piratas que aquejaron a sus habitantes.

33359653694_2f9997fa38_b
Iglesia de San Francisquito, en la calle 59

Esta trinchera se levantaba en forma de una muralla que bordeaba la ciudad, resultando un hexágono irregular, reforzado con ocho bastiones defensivos en las esquinas, que ahora son conocidos popularmente como “baluartes”. Los que aún sobreviven al paso del tiempo, fungen hoy como museos, galerías, jardines tropicales, auditorios y exposiciones de arte popular, que representan la principal atracción de San Francisco de Campeche.

33817899150_83958dbb74_b
Puerta de Tierra

En las colinas que dominan Campeche, también se construyeron importantes fortalezas para la defensa de la villa, que se imponen en el panorama: San José el Alto y San Miguel. Este último, construido entre los siglos XVII y XVIII, se encuentra en perfecto estado y alberga el Museo de Antropología de Campeche, y contiene exquisitas piezas de los sitios cercanos de Edzná, Jaina y Calakmul, pertenecientes a la cultura maya. Desde su parte más alta, es posible tener un magnífico panorama del mar, lo que permitía avistar posibles ataques.

v
Fuerte de San Miguel

La estratégica posición de Campeche en el Mar Caribe, la convirtió en un puerto muy importante, lo que propició el auge económico de la región. Esta situación atrajo la atención de piratas franceses, holandeses e ingleses, que aterrorizaron a la población durante siglos. Entre los filibusteros más célebres que atacaron la ciudad, se encuentra el holandés Laurens de Graaf, localmente conocido como “Lorencillo”, debido a su baja estatura.

Éste, además, es el nombre del navío, réplica de un barco pirata original, que ofrece un recorrido mar adentro, frente a las costas de ciudad de Campeche. El paseo permite disfrutar de una increíble y dorada tarde, en las tranquilas aguas del Golfo de México, así como contemplar las coloridas fachadas de las edificaciones frente al mar. Pero, sobre todo, recrear la experiencia de los piratas que se acercaban a la ciudad, listos para atacar y llevarse el mejor botín.

34071227281_5594d61baf_b
Barco pirata “Lorencillo”

Ya en tierra, también es posible observar el mismo panorama, pero desde otro enfoque, el que ofrece el atractivo Malecón, que se extiende a lo largo de una importante avenida que bordea todo el litoral del Golfo y está conectada con las principales arterias de la urbe. Desde la parte peatonal, es posible apreciar una serie de monumentos y esculturas que simbolizan la historia, la cultura y las tradiciones del pueblo de Campeche.

Tal es el caso del “Monumento a la Hispanidad”, en el que se plasman las dos culturas que convergieron aquí, la influencia que, el pueblo que colonizó, tuvo sobre el pueblo que fue colonizado, y la labor evangelizadora de los ministros religiosos que sustituyeron los antiguos ritos paganos, con los dogmas de una nueva fe.

33391369963_0508431880_b
Monumento a la Hispanidad

Otro monumento que llamó mi atención fue la estatua de una joven sentada entre las rocas, contemplando perdidamente el horizonte, conocida entre los locales como “La novia del mar”. Se dice que, un día, su novio marinero le dijo que tenía que irse a trabajar, pero que a su regreso la encontraría. A partir de este momento, ella pasó todos los días esperando el regreso de su amor. Para cuando él volvió, la encontró convertida en piedra.

Le dije, ‘eres mi amor perdido’ 
y ahora te encontré.
Yo sueño contigo, 
y yo te buscaré”.

Realidad o ficción, lo cierto es que esta historia es el entorno perfecto para una bella escultura que retrata la experiencia de, tal vez, muchas jóvenes campechanas que vieron partir a sus marineros o que los perdieron en las crueles batallas contra los piratas. Además, personalmente me identifiqué con ella porque en carne propia he vivido la agridulce despedida y la interminable espera que se le procura a la pareja que tiene que decir adiós para hacerse a la mar.

34071217351_43af6ed7a3_b
“La novia del mar”

Otro de los atractivos que tiene Campeche es, sin duda, el gran número de edificios coloniales, de entre los que destacan iglesias o templos, que fueron modestamente construidos, como parte del proceso de evangelización que se llevó a cabo en toda la Nueva España. Uno de estos ejemplos es el Templo y convento de San Francisco, que se encuentra en el barrio que lleva el mismo nombre.

Ostenta una sencilla fachada, rematada con una espadaña que alberga tres arcos de donde penden unas campanas. Su importancia radica en que fue edificada con la finalidad de celebrar formalmente la primera misa que se ofició en América, en la parte continental de México, en 1517.

34071207841_db25804433_b
Templo y convento de San Francisco

Otra iglesia representativa de la devoción campechana, es la Iglesia de San Román, dedicada a San Román mártir, en cuyo honor se edificó un pequeño templo como búsqueda del auxilio divino contra una plaga de langosta que aquejaba a la villa de Campeche. Se determinó que en dicho santuario se celebraría al santo cuyo nombre saliera como resultado en un sorteo abandonado al azar. Desde entonces, cada año se realizan procesiones y otras actividades para festejar al santo patrono del lugar.

34161213056_96c327e608_b
Iglesia de San Román

Sin menoscabo de los poderes de intercesión de San Román, la principal atracción de la capilla es la imagen del Cristo negro, Señor de San Román. Se trata de un hermoso crucifijo de madera de ébano, lo que le da el color que lo hizo popular. Llegó al retablo del altar principal cuando se le pidió a un mercader que viajaría a la Nueva España, que trajera una imagen para adorno de la iglesia, quien eligió para esta empresa, un crucifijo tallado en el puerto italiano de Civittavecchia, que embarcó en el puerto de Alvarado, Veracruz.

Durante el trayecto de Veracruz a Campeche, hubo una fuerte tormenta que puso en peligro a la nave y su tripulación. La presencia de la santa imagen no solo impidió el hundimiento, sino que la hizo llegar a su destino en tan solo 24 horas. Desatando, desde entonces, un gran fervor por el “Cristo negro de San Román”.

34161208616_7628481042_b
Cristo negro, señor de San Román

Como parte de las tradiciones religiosas, no solo de Campeche, sino de México, al interior del santuario, encontramos también un altar de muertos, al coincidir nuestra visita con la celebración de esta festividad, tan arraigada en la cultura popular.

34202076295_347c129f3a_b
Altar de muertos

El día de muertos es una de las costumbres más representativas del país; por su animado colorido, por su arraigo con las costumbres ancestrales de las culturas prehispánicas que florecieron en el territorio y, al mismo tiempo, por incorporar elementos religiosos pertenecientes a la fe católica que llegó estas tierras con los españoles, dando como resultado un sincretismo religioso que enriquece el legado cultural de México.

El día 2 de noviembre de cada año, los mexicanos hacemos una pausa en nuestras vidas para honrar, venerar y recordar a los seres queridos que gozan ya del descanso eterno. Es una tradición que, al expandirse más allá de sus fronteras, se ha distorsionado al confundírsele con una fiesta popular donde se venera a la muerte.

Muchos extranjeros se dan cita en los cementerios de pequeños pueblos o ciudades tradicionales, como en Campeche, para contemplar y vivir de cerca esta “burla a la muerte” que solo en México sucede. Y, sin embargo, el día de muertos no tiene absolutamente nada que ver con la muerte ni con no tomársela en serio y mucho menos con un culto a ella, sino con un homenaje a quienes alguna vez amamos, y ahora ya no están, ofrendándoles lo que alguna vez gustaron de comer y beber en vida, así como su música preferida, y alguno que otro licor; todo esto, junto con salmos y responsos, para pedir por el descanso de su alma. Porque su ausencia duele como en cualquier otro lugar del mundo, pero su recuerdo es motivo de celebración como solo en México sabemos hacer.

La gastronomía es el estelar en todas las tradiciones y costumbres mexicanas, y Campeche es un estado que posee un sinnúmero de recetas que fusionan los platillos prehispánicos con elementos autóctonos o los recursos propios de la región, como los pescados y mariscos, tal como se preparaban antiguamente en las tradicionales cocinas campechanas.

34202065675_762af5ef45_b
Cocina tradicional

Un buen ejemplo de éstas, se encuentra al interior de la famosa Casa 6, o Centro Cultural de Campeche, una casona tradicional de un solo nivel, que conserva los elementos constructivos y decorativos de los hogares en Campeche durante la época colonial. Aunque su fachada es austera, las habitaciones interiores rodean un gran patio central, decorado con arcos de estilo morisco, adornados con vitrales de madera y cristales de colores, que descansan cobre columnas de cantera.

34161185016_a240cdf1ba_b
Centro cultural Casa N° 6

Este magnífico ejemplo de residencia típica de las clases altas entre los siglos XVII y XIX, se encuentra en pleno centro de la ciudad, justo frente al parque central, conocido como Plaza de la Independencia.

34071176101_e97b444a84_b
Plaza de la Independencia

Frente a la plaza, se encuentra el edificio más emblemático de la ciudad de San Francisco de Campeche: la Catedral, dedicada a Nuestra Señora de la Purísima Concepción. Es un edificio de estilo barroco y algunos elementos neoclásicos, de una sola nave de planta en forma de cruz latina. La fachada está construida a base de piedra, y está rematada con dos torres campanarios que son diferentes entre sí.

La primera en construirse fue “la española”, del lado mar, donde se colocó un reloj público y un escudo labrado en piedra, que posteriormente fue destruido tras la Independencia de México. Más tarde, se mandó a construir “la campechana”, del lado tierra, en la que se instaló también un reloj de cuatro carátulas luminosas que aún se encuentra en funcionamiento.

34161168846_3384bf9ca0_b
Torres de la Catedral de Campeche

Al encontrarse en el sureste de México, o al recorrer el Mundo Maya y la Península de Yucatán, no dudes en visitar la magnífica riqueza cultural e histórica de la ciudad de Campeche. ¿Te lo vas a perder?

Campeche
Centro histórico de Campeche
Anuncios

2 Comentarios Agrega el tuyo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s