Taxco, la ciudad de plata

En el norte del estado de Guerrero, y a solo un par de horas de la Ciudad de México, se encuentra la pequeña ciudad de Taxco de Alarcón. Su nombre proviene del náhuatl tlachtli y co, que significan “lugar del juego de pelota” y por Juan Ruiz de Alarcón, dramaturgo novohispano que nació en este lugar.

Taxco
Taxco de Alarcón

Su belleza arquitectónica y riqueza cultural hizo que fuera designada como “Pueblo mágico” en 2002 y “Ciudad luz” en 2011, por la Secretaría de Turismo de México.

33824490180_fffd352f23_b
Pueblo mágico de Taxco

Se llega por un serpenteante camino a través de las elevaciones de la Sierra Madre del Sur, que dan origen a la sierra de Taxco y su característico paisaje accidentado, entre laderas y peñascos, en los que se cierne un caserío blanco de tejas de barro rojo, que caracteriza el lugar. Su magia colonial aún ser refleja en sus empinadas calles empedradas, donde es posible apreciar el estilo virreinal que aún conserva la ciudad.

34051150522_818966fe73_b
Calles empedradas de Taxco

La joya arquitectónica más importante de la ciudad de Taxco es el Templo de Santa Prisca y San Sebastián, uno de los ejemplos más bellos del barroco mexicano.

33824477080_e9b0e67648_b
Templo de santa Prisca y san Sebastián

Su hermosísima fachada de cantera rosa está rematada con dos torres de estilo churrigueresco, y una portada enmarcada con estilizadas columnas salomónicas y corintias, imágenes de los santos patronos y de la Inmaculada Concepción, así como otros elementos de ornamentación muy recargada.

34077861771_5ca9537ca5_b
Fachada del templo de santa Prisca y san Sebastián, una joya del barroco novohispano

Se levanta sobre una planta de cruz latina, con una nave lateral que sirve de capilla para el altar de las Ánimas. El interior cuenta con nueve retablos, trabajados en madera y recubiertos con hoja de oro. Su estilo forma una unidad arquitectónica con todo el conjunto; el retablo mayor está dedicado a la Purísima Concepción y a los santos patronos: Santa Prisca y San Sebastián.

33397838993_07f5c1ee9f_b
Interior del templo de santa Prisca y san Sebastián

Su construcción la ordenó don José de la Borda, benefactor y fundador de la parroquia, con el propósito de que su hijo, el sacerdote Manuel de la Borda, pudiera oficiar misa. El diseño estuvo a cargo del arquitecto francés Diego Durán, y del español Cayetano Sigüenza.

Frente a la iglesia, hay una pequeña plaza donde la vida transcurre lentamente; al centro se levanta un kiosko y, a su alrededor, varias jardineras y bancas, donde los habitantes de la ciudad se reúnen en familia, con amigos o en pareja; ya sea para comentar los últimos rumores, comerse un algodón de azúcar o, simplemente, estar.

34077841631_369f279177_b
Plaza central de Taxco

Pero el brillo de Taxco no solo proviene de los retablos dorados del templo, también destellan las creaciones con un mineral que resplandece bajo la tierra, la plata. Mercados, locales y tiendas, exhiben todo tipo de piezas, utensilios, esculturas, alhajas, entre otros objetos, que son vendidos a turistas nacionales y extranjeros que encuentran en la plata una maravilla artesanal. La platería de Taxco está reconocida en todo el mundo por su calidad y originalidad, y se nutre de antiguos recursos vinculados con el arte y la cultura de México.

34077829831_5c0f93acd9_b
Talleres y galerías de platería

En torno al recurso más importante de Taxco, gira uno de los festivales más importantes de la ciudad: la Feria Nacional de la Plata. Coincide con la fecha de cumpleaños de William Spratling, un artista platero estadounidense, quien fundó el primer taller dedicado al trabajo artesanal de la plata en la ciudad, y creó un programa para enseñar el oficio a los habitantes de la región, dando inicio a lo que llegaría a ser una tradición artesanal en México. En reconocimiento a su labor ha sido llamado el “padre de la plata mexicana”.

En el primer aniversario de la fundación de su taller, se decidió organizar una fiesta para los artesanos y sus familias. Así se estableció la costumbre de festejar el surgimiento de la industria platera en Taxco con una fiesta anual que en un principio fue llamado el “día de la plata”. La celebración creció cada vez más hasta convertirse en la Feria de la Plata que, actualmente, se celebra en la última semana de noviembre.

Otra de las tradiciones más emblemáticas de Taxco se lleva a cabo en el marco de las celebraciones de la Semana Santa. Se trata de místicas, dramáticas y controversiales procesiones donde las imágenes religiosas son acompañadas, a lo largo de las empedradas calles de la ciudad, por cofradías de penitentes encapuchados, vestidos de negro y arrastrando cadenas que llevan sujetas a sus tobillos, que se flagelan a lo largo del recorrido. Esta práctica es tan célebre que se encuentra representada en 3 esculturas de bronce de tamaño natural, instaladas en la parte posterior del antiguo exconvento de San Bernardino, sobre la calle principal; estas figuras constituyen un atractivo más para el turismo y son un homenaje a una tradición antiquísima, muy arraigada, que los taxqueños conservan con gran celo.

33824439150_d8fd353a61_b
Penitentes de las procesiones de Semana Santa en Taxco

Para tener el panorama completo, para descubrir la belleza de sus calles, plazas y de sus alrededores, la mejor opción es el teleférico, que ofrece un recorrido a más de 173 metros de altura, desde donde nosotros recibimos el atardecer, que bañó a Taxco de destellos dorados, mismos que luego desaparecieron tras las colinas sobre las que se extiende “la ciudad de plata”.

Taxco
Panorama de Taxco desde el teleférico
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s