Jalisco, cuna del tequila y el mariachi

Es difícil referirse a México sin pensar en dos de sus exponentes más importantes a nivel mundial: el tequila y el mariachi. Ambos provienen del mismo estado de la República: Jalisco. Su capital, Guadalajara, es la segunda ciudad más grande del país.

El Centro histórico de la ciudad fue trazado a la usanza colonial. Como en el resto de las urbes coloniales, la Catedral Basílica de la Asunción de María Santísima, es uno de los edificios más representativos de “la perla tapatía”, no sólo por sus torres con agujas neogóticas, sino por su gran historia.

Guadalajara
Catedral de Guadalajara

La primera Catedral era un modesto edificio de adobe y paja. Posteriormente, se otrogó autorización de la Cédula Real para la construcción de la iglesia Catedral pero, tras un incendio, ésta quedó semidestruida.

De nuevo, se inicia la edificación de la nueva Catedral, pero tras una nueva tragedia, un terremoto que sacudió a la ciudad, provocó el derrumbe de la cúpula y las torres. Fueron sustituidas por otras que, de nuevo, colapsaron por otro terremoto en 1849.

Las torres actuales tardaron tres años en ser construidas. Se edificaron con piedra pómez, para aligerarlas y reducir el riesgo de daño por sismos. Sobre el antiguo cuerpo se alza el segundo actual, del que arrancan los remates piramidales recubiertos con azulejo de Sayula.

Guadalajara
Torres de la Catedral de Guadalajara

La Catedral está rodeada por plazas en sus cuatro lados. La Plaza Guadalajara está de frente a la iglesia; su fuente central se asemeja a dos leones con sus garras descansando en el tronco de un árbol, el escudo de la ciudad. Hacia el sur se encuentra la Plaza de Armas, con un quiosco de música estilo art nouveau y lámparas que le hacen juego. El Palacio de Gobierno adyacente tiene una hermosa fachada barroca y un espectacular mural en la escalera interior principal.

A un costado de la Catedral se encuentra una plaza en la que se levanta un monumento que rinde homenaje a la memoria de los jaliscienses que han trascendido a través de la historia. La Rotonda de los jaliscienses ilustres consta de 16 columnas estriadas sin base ni capitel que sostienen un anillo de cantera, en la que se puede leer la leyenda “Jalisco a sus hijos esclarecidos”. De entre los laureados con tal honor, destacan: el arquitecto Luis Barragán, el muralista José Clemente Orozco, el presidente Valentín Gómez Farías, entre otros.

vGuadalajara
Rotonda de los jaliscienses ilustres

Atrás de la Catedral se encuentra la gran Plaza de la Liberación, que conmemora la abolición de la esclavitud por Miguel Hidalgo. El Teatro Degollado se encuentra en el extremo oriente de la plaza, bajo el hermoso estilo neoclásico que data de 1856.

33467793184_cc5f7257ca_b
Teatro Degollado

En general, Guadalajara es una gran urbe metropolitana en constante crecimiento, lo que le da un aire cosmopolita, pero sin menoscabo de sus monumentos históricos. Este constraste otorga a la ciudad un sello característico que lo pondera frente a otras ciudades del país.

33467787164_8d44e48bcf_b
Puente Matute Remus

Sin embargo, este mismo hecho ha propiciado que los elementos característicos de las urbes de tal dimensión, tal como el vandalismo, la sobrepoblación, la mendicidad y contaminación, entre otras, vayan en detrimento de la riqueza cultural de Guadalajara, tal como atestiguan la infinidad de grafitti en las paredes, y los indigentes que, desde temprana hora, se apuestan en los portales de los edificios del Centro Histórico.

Pero Jalisco no es solo Guadalajara y, a sus alrededores, también hay otros sitios de gran interés cultural. Zapopan es un municipio del estado de Jalisco, que pertenece a la zona metropolitana de Guadalajara. Aquí, el turismo es una actividad económica importante para el desarrollo de la ciudad, pues cuenta con muchos sitios turísticos, ya sean antiguos o recientes, y una fuerte cultura religiosa y gastronómica.

La Basílica de Zapopan es un santuario franciscano de estilo barroco. Al conjunto también se suma el Convento de Nuestra Señora de la Expectación de Zapopan, en el cual se forman los hermanos franciscanos de la orden conocida como capuchinos.

33467777144_ff1e0b81cc_b
Basílica de Zapopan

La pequeña Basílica se levanta sobre una planta de cruz latina, y está ornamentada con bellos elementos de estilo neoclásico. En el altar mayor se encuentra entronizada la Vigen María, en su advocación de Virgen de Zapopan. Cada 12 de octubre se lleva a cabo una peregrinación en la que la Virgen es transportada desde la Catedral de Guadalajara a la Basílica, y constituye una de las tradiciones y devociones más importantes de Jalisco.

34268521356_0ee6ff6ec8_b
Interior de la basílica de Zapopan

Tlaquepaque es otro municipio de Jalisco, y es un centro turístico enforcado a las artesanías de alfarería, textiles y vidrio soplado. Dada su cercanía con la ciudad de Guadalajara, es posible ir y volver el mismo día. Sin embargo, aún cuando se trata de una pequeña población, vale la pena quedarse más tiempo disfrutando de su encanto colonial y el colorido que reina en todo el lugar.

Para mi gusto, es un mejor representante de la cultura, no solo de Jalisco sino de todo México. Cuenta con un gran número de restaurantes, cantinas, bares y cafeterías; tal es el caso de El Parián, una plazuela rodeada de locales que ofrecen comida típica. Al centro, hay un quiosco donde se dan cita los mejores representantes locales de la música vernácula mexicana.

33925060210_52ac9d23fd_b
El Parián de Tlaquepaque

Los mariachis son el sonido de México. Para el mundo, son el símbolo más representativo de nuestro país. Para los mexicanos, son el acompañamiento para los eventos más importantes de la vida: desde bautizos hasta funerales.

Un mito popular sugiere que la palabra mariachi proviene de una deformación de la palabra francesa para matrimonio: mariage, pues este tipo de música era la forma preferida de entretenimiento en las bodas durante la ocupación francesa en México.

El traje de los mariachis modernos es una versión estilizada del traje de charro, la vestimenta usada por los jinetes en la tradición ecuestre mexicana: una chamarra hasta la cintura y pantalones ajustados (o faldas para las mujeres) y adornados con botones plateados en cada lado, o con un diseño geométrico aplicado en gamuza o bordado, y botas hasta los tobillos. Los accesorios incluyen un cinto ancho y bordado, una corbata de moño y el sombrero decorado de ala ancha, el broche de oro de este elaborado conjunto.

Guadalajara
Mujeres divinas

Por su importancia en la cultura popular mexicana, el mariachi fue recientemente inscrito en la lista del Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad por la UNESCO, en 2011. De acuerdo al comité de selección, “la música de Mariachi transmite valores que fomentan el respeto por la herencia natural del México regional y de la historia local, tanto en el idioma español como en las lenguas indígenas del occidente del país.”

Anuncios

Un comentario

Los comentarios están cerrados.