Phnom Penh, la perla de Asia

Luego de varias horas de camino en autobús desde Siem Reap, donde visitamos los maravillosos templos de Angkor, llegamos a Phnom Penh, la capital del país. La lluvia nos sorprendió al llegar y nos sumamos al resto de los habitantes de esta ciudad que parece vivir más deprisa, corriendo sin sentido por las aglomeradas calles, en las que transitan motos, vehículos y bicicletas.

El sol y buen día de la mañana siguiente eran como una burla a nuestra búsqueda de hospedaje de la noche anterior, bajo los chorros de agua. Sin embargo, era un día gris para los camboyanos, que se dieron cita frente las instalaciones del Palacio Real, a rendir el último adiós al rey Nodorom Sihanouk, padre del actual monarca del Reino de Camboya.

Phnom Penh
Phom Penh, Camboya
34272872016_1694a0d0d9_b
Ofrendas funerarias al rey padre
34155734282_dfd5f69e0f_b
Funerales del rey padre en el Palacio Real de Camboya

El Palacio Real de Phnom Penh es la residencia de los reyes de Camboya, y está conformado por un conjunto de recintos que están abiertos al público para su visita. A pesar de los ritos funerales del rey padre, se nos permite la entrada al gran patio donde se levantan los diferentes recintos que componen el complejo.

34155723822_2ce2292cd1_b
Altares en el Palacio Real de Camboya
34272843526_a8ccd33023_b
Palacio Real de Camboya

El edificio más representativo es la “Sala del Trono”, alberga el trono real y bustos de los reyes de Camboya. Está rematado por tres capiteles, de los que destaca el central, que alcanza los 59 metros de altura, y ostenta en su ápice el rostro blanco de Brahma mirando hacia los cuatro puntos cardinales.

33471986054_24fa9fb264_b
Maqueta de Angkor Wat en el Palacio Real

Otro monumento importante es la “Pagoda de plata”, llamada así por las duelas laminadas en plata que visten una parte del piso de esta sala. Ahí también se encuentra el famoso “Buda de Esmeralda”, que ha alcanzado una gran fama entre los turistas como una imagen de Buda casi de tamaño natural, con incrustaciones de diamantes, esmeraldas y otras piedras preciosas.

34313497295_6230e05f7e_b
Pagoda de Plata

El acceso al interior de la pagoda está prohibido con cámaras fotográficas o de video, y la entrada y el interior está celosamente cuidado por el personal que está siempre pendiente de no tomar alguna foto clandestinamente, lo que permite que sea imposible encontrar alguna imagen en internet o en ningún otro lugar, y propicia que el velo de misterio y curiosidad que se desarrolla alrededor de esta figura, sea aún mayor.

34272813616_7da45d192d_b
Entrada al Templo de la Pagoda de Plata

Sin embargo, mi decepción fue grande al encontrar una escultura de Buda como cualquier otra, salpicada con apenas algunas gemas que son casi imperceptibles ante la proporción de la imagen.

Cerca del complejo del Palacio Real, se encuentra el hermoso Museo Nacional de Camboya, el museo con la exposición más grande de la historia cultural del país.

33472124964_47abf6e7dc_b
Museo Nacional de Camboya

El museo alberga la colección más grande del arte khmer, incluyendo objetos de escultura, cerámica, bronce y etnografía. De entre las piezas más destacadas que aquí se exhiben, se encuentra la efigie original del Rey Leproso, cuya réplica se encuentra en Angkor, de donde también proviene la gran mayoría de la colección.

34272945476_b0e8e2f644_b
Estatua del Rey Leproso

El museo también tiene una función religiosa: su colección de importantes esculturas budistas e hindúes, sirve a las necesidades religiosas de la comunidad como un lugar de culto. Una exposición permanente, “Buda Post-Angkor”, con el apoyo de la UNESCO y un número de individuos y empresas locales, abrió sus puertas en 2000 para ampliar la función religiosa del Museo.

33929463690_db4de3919e_b
Patio interior del hermoso Museo Nacional de Camboya
33929451430_11694fc77c_b
Monjes budistas en el Museo Nacional de Camboya

Frente al centro histórico de la ciudad que concentra el Palacio Real y el Museo Nacional de Camboya, se encuentra el gran río Mekong, que baña el país y que, durante la historia, ha proveído de fertilidad al territorio camboyano. El Mekong se extiende a lo largo de la avenida principal, e incluye una amplia zona peatonal en la que propios y extraños convergen en familia, con los amigos y en parejas, a convivir por las tardes en el malecón de Phnom Penh, la “perla de Asia”.

Phnom Penh
Banderas de Camboya, a orillas del gran río Mekong
Anuncios

8 Comentarios Agrega el tuyo

  1. Que ganas tengo de ir a Asia!!!

    Me gusta

    1. Gema Karina dice:

      ¡Ya no lo pienses mucho! Ha sido uno de los viajes que más he disfrutado.

      Me gusta

      1. La putada es el dinero 😢

        Me gusta

      2. Gema Karina dice:

        Pues sería solo el pasaje, porque en esa parte de Asia es realmente muy barato todo, especialmente Vietnam y Camboya.

        Me gusta

      3. Si si. Ya lo se. El tema es que mi situación económica no me lo permite, pero Vietnam es un objetivo!!

        Me gusta

      4. Gema Karina dice:

        Entonces espero que en un futuro no muy lejano tengas la oportunidad de disfrutar estos lugares tan bonitos.

        Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s