Ciudad de Hồ Chí Minh, la nueva Saigón

Salimos temprano desde Phnom Penh en un autobús que nos llevó a través de la frontera de Camboya y Vietnam, hacia la Ciudad de Ho Chi Minh, antes Saigón.

A pesar de que la travesía duró casi todo el día, me parecía curioso el hecho de que pudiéramos salir de un país y llegar por tierra a otro cuando, en un país tan grande como México, es preciso tomar uno y hasta más vuelos para ir de un lugar a otro dentro del mismo territorio nacional.

La diferencia entre un lugar y otro es notable: el paisaje adquiere otras características, las señales de tránsito están escritas en un idioma distinto, y ni qué decir de la nueva denominación monetaria, el Đong.

En la frontera de Vietnam tardamos como 2 horas. Mi visa fue expedida casi de inmediato, mientras que mi acompañante no tuvo tanta suerte y fue sometido a una especie de interrogatorio sobre sus intenciones para entrar al país y demás. El autobús en el que viajábamos en un principio no pudo esperarnos, pero nos enviaron en el siguiente. Al final emprendimos la marcha de nuevo y llegamos entrada la noche en la animada Ciudad de Ho Chi Minh.

Lo primero que noto es el intenso tráfico en todas las calles y avenidas, protagonizado por los cientos, miles de motocicletas que se mueven sin semáforos y sin un orden aparente. Después aprendí que este caos es, precisamente, la característica más sobresaliente de las ciudades vietnamitas.

Ho Chi Minh City
Tráfico en la Ciudad de Ho Chi Minh

A la mañana siguiente visitamos el Museo de los Remanentes de la Guerra, un lugar destinado a exhibir los vestigios de la dolorosa Guerra de Vietnam que tuvo lugar entre 1959 y 1975 y que cobró la vida de 5 millones de personas.

34314144005_ec68d23563_b
Museo de los remanentes de la guerra

El conflicto comenzó en un intento por unificar las dos “Vietnam” bajo un solo gobierno comunista, anteriormente separadas luego de la guerra contra Francia, a fin de recuperar la Península de Indochina,  en la que el país quedó dividido políticamente en dos estados rivales, Vietnam del Norte y Vietnam del Sur.

Ambos bandos iniciaron un conflicto de creciente intensidad que acabó en la conocida Guerra de Vietnam, en la que se enfrentaron el Norte y las guerrillas comunistas apoyadas por la Unión Soviética y China, conocidas como “Frente de Liberación Nacional” o Viet Cong, contra las tropas del Sur y las fuerzas armadas de los Estados Unidos.

33472617434_ee9d75a777_b
Manifestación contra la guerra de Vietnam por un grupo de estudiantes en México, frente a la embajada de los Estados Unidos. Mayo de 1972

El conflicto se prolongó lastimosamente por más de 15 años, siendo el pueblo vietnamita el que habría de pagar las consecuencias. El museo exhibe, además de armamento e instrumentos empleados por ambos frentes, una compilación de documentos, fotografías y testimonios que muestran el sufrimiento de las víctimas y las evidencias de los crímenes de guerra cometidos.

De las salas de exhibición que más causaron impacto en mí, fueron las dedicadas a la guerra química librada por parte del ejército de los Estados Unidos. Se usaron alrededor de 76 millones de litros de Agente Naranja (nombre que recibe por las franjas de color anaranjado de los barriles en los que se almacena), un herbicida y defoliante que tuvo como objetivo deforestar las tierras rurales a fin de que el enemigo careciera de una cubierta bajo la cual protegerse y ocultarse; así mismo, tenía la finalidad de destruir la capacidad de los campesinos para ganarse la vida en el campo, forzándolos a huir a las ciudades dominadas por los Estados Unidos, privando así a la guerrilla de su apoyo rural y el suministro de alimentos.

Sin embargo, se descubrió que los dos componentes del Agente Naranja que había sido empleado en, al menos, 6542 misiones de fumigación, contenían un compuesto extremadamente tóxico y que habían sido rociados con una concentración de 13 veces la dosis de aplicación recomendada. El resultado fue devastador: se estima que 400,000 personas fueron asesinadas o mutiladas y 500,000 niños nacieron con defectos de nacimiento como resultado de su uso; la Cruz Roja de Vietnam calcula que hasta 1 millón de personas son discapacitadas o tienen problemas de salud debido al Agente Naranja. Además, fueron destruidas 10 millones de hectáreas de tierras agrícolas, el 20% de los bosques de Vietnam se pulverizaron al menos una vez durante un período de 9 años y, en algunas zonas, la concentración tóxica en la tierra y el agua sigue siendo muy elevada.

También se empleó el Napalm B, un combustible a base de ácido fosfórico que es altamente inflamable y que arde lentamente, útil para producir una combustión de gran alcance y persistencia pero que no se consume velozmente. Éste se convirtió, posteriormente, en el símbolo de la Guerra de Vietnam.

El Napalm es el dolor más terrible que se pueda imaginar. El agua arde a 100°C, pero el Napalm genera temperaturas de 800 a 1,200 grados”.
Kim Phúc
Sobreviviente de un bombardeo con Napalm

Cuando se utiliza como parte de un arma incendiaria, provoca quemaduras graves ya que se adhiere a la piel humana y no existe ningún método práctico para la eliminación de la sustancia ardiente, además de asfixia, pérdida del conocimiento y la muerte. En esta implementación, los incendios con Napalm pueden crear una atmósfera de monóxido de carbono superior al 20% y tormentas de fuego con vientos que se originan a sí mismas de hasta 110 kilómetros por hora.

Pero, a pesar de todo, la voluntad del pueblo vietnamita es grande. Y hoy en día, tras la reunificación del país, la Ciudad de Ho Chi Minh se muestra como la urbe más grande de Vietnam. Antiguamente llamada Saigón, fue la capital de la colonia francesa de Indochina y luego pasó a ser la capital de Vietnam del Sur.

En 1975, Saigón fue nombrada Ciudad Hồ Chí Minh en honor al poeta, político comunista y presidente de la República Democrática de Vietnam (Vietnam del Norte), quien fue un importante líder para su país y murió antes de que finalizara la guerra y pudiera ver un Vietnam unificado. Cuando, seis años después de su muerte, los combatientes vietnamitas derrotaron a las tropas estadounidenses, los carros de combate llevaban una pancarta que citaba: “Tú siempre marchas con nosotros, tío Hồ”.

34273445126_5f308d1b75_b
Monumento a Ho Chi Minh frente al edificio del Ayuntamiento

En el centro de la ciudad, se levanta el hermoso edificio del Ayuntamiento. De estilo colonial francés, fue construido en 1902, y ahora recibe el nombre de Comité Popular de Ciudad Ho Chi Minh. El recinto no está abierto al público para su visita, pero es posible maravillarse con su belleza arquitectónica desde el parque que ubicado justo en frente, donde yace una estatua del héroe nacional.

33504239963_fc32718b64_b
Ayuntamiento de la Ciudad de Ho Chi Minh

Contrario a lo que pudiera suponerse, dado el carácter comunista que se ha desarrollado a lo largo de la historia de Vietnam, la actual Ho Chi Minh es una de las ciudades más atractivas y dinámicas del Lejano Oriente, con elegantes avenidas, boutiques de diseñador, centros comerciales, hoteles de gran turismo e históricos edificios coloniales franceses con el toque oriental que les caracteriza.

Ho Chi Minh City
Elegantes avenidas en la ciudad
34183206341_cbb9f19301_b
Centros comerciales en la Ciudad de Ho Chi Minh

El Palacio de la Ópera es uno de los puntos favoritos de los visitantes, por ser un hermoso edificio que sirve como ejemplo perfecto de la arquitectura colonial francesa en Vietnam. Fue construido en 1897 como la Opéra de Saigon, y hoy en día aloja al Teatro de la Ciudad.

33504220683_9f63dd1307_b
Palacio de la ópera de Ciudad Ho Chi Minh

Otro edificio de gran importancia es la Basílica de Notre-Dame de Saigón, oficialmente Basílica de Nuestra Señora de la Inmaculada Concepción. Se trata de una catedral católica que fue construida por los colonizadores en 1863, con materiales importados de Francia. Su característica principal son sus dos altas torres campanario, que alcanzan los 58 metros.

34156209632_21db53d077_b
Catedral de Notre-Dame de Saigón

Pero, sin duda, la estructura más importante de la ciudad es el Palacio de la Reunificación, que visitamos al día siguiente. Anteriormente llamado Palacio de la Independencia, fungía como residencia oficial y centro de trabajo del presidente de Vietnam del Sur durante la guerra de Vietnam.

34183177371_c777120e0d_b
Palacio de la Reunificación
34314089145_df8d20a8cd_b
Vista de la ciudad desde el balcón presidencial

Durante el conflicto, dos pilotos disidentes de la fuerza aérea survietnamita, bombardearon el Palacio con el objetivo de acabar con el presidente y su familia inmediata, quienes resultaron ilesos frente al ataque, pero tres funcionarios murieron y otros treinta resultaron heridos. Como consecuencia casi todo el ala izquierda del edificio fue destruido. Considerando que era casi imposible su reparación, el mandatario ordenó su demolición y reconstrucción en el mismo lugar.

33504188383_fd6be29a7f_b
Salón Ho Chi Minh, donde el presidente ofrece discursos y ruedas de prensa

La construcción del nuevo Palacio de la Independencia se inició en 1962, y se convirtió otra vez en palacio presidencial, como hogar y oficina del nuevo jefe de Estado.

34183147221_db5cf71b48_b
Sala de juntas
34183138211_a6cdd9985c_b
Salones al interior del Palacio de la Reunificación

Sin embargo, en 1975, un piloto norvietnamita atacó de nuevo el edificio, pero esta vez no causó daños significativos. A los pocos días, un tanque del Ejército de Vietnam del Norte derribó la puerta principal y entró al recinto, que fue el sitio oficial de la entrega del poder durante la caída de Saigón, que supuso el fin de la guerra.

34156160692_2e6144e969_b
Salón para reuniones a puerta cerrada con el presidente
Ho Chi Minh City
El nuevo Palacio de la Reunificación, un moderno edificio diseñado por el arquitecto vietnamita Ngô Viết Thụ

A finales de ese mismo año, tras la negociación y reunificación de Vietnam, y en memoria de ese acontecimiento, el gobierno provisional de la República de Vietnam del Sur cambió su denominación por Palacio de la Reunificación.

Anuncios

4 Comentarios Agrega el tuyo

  1. Excelente trabajo y fotografías, me dieron ganas de conocer la ciudad de Ho Chi Minh. No he estado en Asia aún. Pero me encantaría ir, aunque esté muy lejos de Argentina. Saludos!

    Me gusta

    1. Gema Karina dice:

      Muchas gracias, me da gusto que te hayas animado a conocer la ciudad. Vietnam, en general, ha sido uno de mis destinos favoritos. Ojalá logres visitar Asia pronto. ¡Saludos!

      Le gusta a 2 personas

  2. brutal gema, me gusta mucho

    Me gusta

    1. Gema Karina dice:

      ¡Gracias por leerme! 😊

      Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s