Redescubriendo Egipto

Los tres meses en el maravilloso Sureste de Asia se nos fueron como agua entre las manos y El Cairo nos recibió de nueva cuenta, justo el día de mi cumpleaños número 26.

Sería muy injusto decir que un país al que siempre se vuelve ya no tiene nada que ofrecer y, durante la corta estancia en esta caótica ciudad, me dejé seducir nuevamente por los callejones de El Cairo islámico, descubriendo antiguas mezquitas y edificaciones que no había notado cuando estuve aquí en 2007 y en 2010.

33533147224_8aee10486e_b
Mezquitas de El Cairo islámico
34375077425_ee5d916142_b
Antiguos edificios en el centro histórico de la ciudad

Cerca de ahí, también se encuentra el popular bazaar de Khan el-khalili, paraíso para los amantes del regateo y donde se puede encontrar toda suerte de objetos decorativos, prendas de vestir y souvenirs.

34333526166_1bd149a747_b
Mezquita en las cercanías de Khan el-Khalili

Pero nuestro destino final en el país faraónico sería la histórica ciudad de Alejandría, que meses atrás nos había visto partir en pos de los tesoros del lejano oriente, y ahora nos veía volver a sus congestionadas calles y a su horizonte de atardeceres inigualables.

33533029554_c73827e49b_b
Congestionamiento vial en Alejandría
34244210141_b020dcefb4_b
Tardes de Alejandría frente al mar Mediterráneo

Las tardes de ocio fueron auspiciadas por nuevos lugares que se convirtieron en punto de encuentro para encontrarse con viejos amigos, hacerse de nuevas amistades y darle sabor a café a aquellos días memorables de invierno.

34216630482_e0677eb1c6_b
Teatro de Alejandría
34216601182_93c69e68ef_b
Cafetería “Teatro Iskandereya”

La Navidad estaba a la vuelta de la esquina y de nuevo me encontraba fuera de casa, donde seguramente los preparativos para las festividades se llevaban a cabo a toda velocidad y con mucho entusiasmo. En contraste, los días en la ciudad corrían sin cambios, pues Egipto es un país de mayoría musulmana, donde nadie ve en el nacimiento de Cristo un motivo para celebrar.

Dos años atrás, en Siria, había tenido la oportunidad de vivir estas fechas en un ambiente donde la cristiandad representa una minoría, pero al tratarse (en aquel entonces) de un país más secular, hubo un ambiente más festivo. Desde ahí, también me enteré de un atentado terrorista que se llevó a cabo en un templo copto de Alejandría, donde muchos egipcios cristianos perdieron la vida durante la celebración de la víspera de Navidad. Por tal motivo, me abstuve de participar en los eventos religiosos durante mi estancia en ese país, saliendo únicamente a cenar en Nochebuena.

Sin embargo, la alta sociedad egipcia incultura ciertos elementos “occidentales” a sus tradiciones, y en el teatro de la Biblioteca de Alejandría tuvo lugar un exclusivo Concierto de Navidad y Año Nuevo, en que la Orquesta y Coro de Alejandría, amenizaron una noche inolvidable.

34333603606_f0e37e9455_b
Biblioteca de Alejandría
33532906194_43e2d75649_b
Concierto de Navidad y Año Nuevo 2013
Anuncios

Un comentario Agrega el tuyo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s