La fábrica de Oskar Schindler

El que salva una vida, salva al mundo entero.”
Talmud Yerushalmi

Casi todos hemos visto la aclamada película de Steven Spielberg “La lista de Schindler” que relata la historia verídica de Oskar Schindler, un hábil empresario recién llegado a Cracovia, afiliado al Partido Nacional Socialista, que fue reclutado como miembro de las SS como informante y espía, lo que le permitió crear un vínculo con las altas esferas nazis.

Durante la invasión a Polonia, Schindler adquirió una vieja fábrica de ollas conocida como Deutsche Emaillewaren-Fabrik, en la que decidió producir enseres esmaltados. Bajo aquellas condiciones, la mano de obra alemana era cara, lo que convenía poco a sus intereses, por lo que decidió seleccionar trabajadores de entre los judíos polacos confinados en el campo de concentración de Plaszow.

33713149273_f8bccfe203_b
Deutsche Emaillenwaren-Frabrik, fábrica de esmaltados de Schindler

A medida que avanzaba la guerra y se recrudecía la situación, la fabricación de ollas dejó de ser un negocio rentable, por lo que la fábrica comenzó a producir cápsulas de proyectiles, bajo estrictas órdenes de Schindler de que gran parte de ellos resultaran defectuosos.

34523662995_2e2168de71_b
Piezas de la antigua fábrica de ollas esmaltadas

Conforme Herr Schindler iba descubriendo los atroces procedimientos nazis, negoció acuerdos con sus contactos mediante sobornos, para que sus trabajadores pudieran mantenerse alejados de aquellas condiciones, dándoles cobijo en la fábrica. Con estas medidas, logró proteger a sus empleados del exterminio en los campos de concentración, salvando a más de 1,200 personas a cambio del precio de su propio patrimonio.

33680934184_19a6ebe74c_b
Escritorio de Oskar Schindler

La Fábrica de Schindler se ubica en la parte moderna de la ciudad de Cracovia y hoy en día, alberga una exposición permanente titulada “Cracovia bajo la Ocupación Nazi entre 1939 y 1945”, en la que se exhiben piezas que relatan la historia de la ciudad desde fines de 1939 hacia la época comunista a la que fue sometida tras el fin de la guerra.

33712991513_52deb9026b_b
Exposición permanente dentro de la Fábrica de Schindler

Sin duda, un lugar de gran interés histórico que vale la pena visitar, de preferencia en uno de los tours guiados que salen uno por la mañana y otro por la tarde, desde el centro histórico de la ciudad, pues aunque se puede llegar fácilmente por cuenta propia, el camino puede resultar un poco solitario y peligroso.

34362576962_5f9dd45de2_b
Fábrica de Schindler en Cracovia
Anuncios

2 Comentarios Agrega el tuyo

  1. ¡Qué pena no haberlo visitado en nuestras estancias en Polonia! La historia de la 2nda Guerra Mundial es superinteresante 🙂

    Me gusta

    1. Gema Karina dice:

      Es un lugar muy bonito, algo retirado del centro y por eso es que casi no es muy visitado, además yo fui por mi cuenta y por poquito me asaltan. Pero definitivamente hay otras maneras de llegar y vale la pena ir, ¿tal vez para la próxima? Saludos, viajeros.

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s