Las mezquitas de Estambul

Estambul está definido por los minaretes y cúpulas de las mezquitas que delinean el horizonte y que afianzan el carácter religioso de Turquía en el pasado, a pesar de que en la actualidad, se jacta de ser una república secular.

El símbolo de la ciudad es, definitivamente, Ayasofya, que domina el panorama y representa la imagen más característica de la metrópolis turca. Su nombre, Santa Sofía, denota el origen de esta mezquita, que no siempre lo fue.

En un principio, fue construida durante el mandato de Justiniano y fungió como catedral ortodoxa del rito de Constantinopla. Luego, pasó a ser catedral católica de rito latino, durante el patriarcado latino de Constantinopla, fundado por los cruzados, y se convirtió en la Iglesia del Papa entre 1204 y 1262. Posteriormente, fue tomada por el Imperio Otomano y transformada en la mezquita de Mehmet, el conquistador. Así se escribió la historia de esta obra maestra del arte bizantino.

34416331981_1a9be083f1_b
Mezquita de Santa Sofía

La historia y la arquitectura se funden en este venerable monumento, que supera al resto de las estructuras de la ciudad, debido a su innovador diseño, importancia religiosa y extraordinaria belleza.

Una de las principales características del Islam es la ausencia de imágenes de personas o animales en la decoración de sus recintos sagrados. Bajo esta premisa, los monumentos paganos o que servían a otro culto religioso, y que fueron convertidos en mezquitas, eliminaron todas las ilustraciones o grabados que representaban a alguien o algo que pudiera ser erróneamente considerado el objeto de culto, ya que, “Dios no tiene rostro”.

Por eso, el detalle más sorprendente de Santa Sofía son los mosaicos bizantinos con motivos cristianos que decoran el majestuoso interior, alusivos a Jesucristo, y otros pasajes y personajes bíblicos que, por su gran belleza, fueron respetados por los otomanos. Destaca el magnífico mosaico de la Virgen y el Niño que decora el ábside de la gran nave principal.

34416315061_02d211986e_b
Nave principal de la mezquita de Santa Sofía

A la decoración original se agregaron elementos islámicos, como los llamativos pasajes del Corán en caligrafía árabe sobre las pechinas que sostienen la cúpula, el minbar o púlpito, y el mihrab que indica la orientación hacia la Meca. Con el tiempo, se fueron construyendo uno a uno, los minaretes que flanquean la estructura principal y la fuente de abluciones para los rituales de purificación.

34385553052_cde300a0ed_b
Ornamentación cristiana e islámica al interior de la mezquita de Santa Sofía
34416196721_5fcbe43822_b
Medallones con versos del Corán en caligrafía árabe
34416144211_bd11c27ac8_b
Fuente de abluciones para la purificación

En las galerías superiores, se tiene una vista privilegiada de la nave principal (en renovación, durante mi visita), y es posible contemplar de cerca los mosaicos, de los que sobresale el que representa a Cristo Rey, uno de los íconos más famosos de la cristiandad y del arte bizantino.

34160463580_bd9a40d7b4_b
Decoración interior de las galerías superiores de la Mezquita de Santa Sofía
34160426480_416e454c45_b
“Cristo Rey” al interior de la mezquita de Santa Sofía, uno de los mosaicos bizantinos más conocidos

Frente a la mezquita de Santa Sofía, se levanta uno de los edificios más fotogénicos de Estambul: la mezquita de Sultanahmet, llamada así en honor del sultán Ahmet I, quien la mandó a edificar. Sin embargo, es mejor conocida como “la Mezquita Azul”, debido al color de los bellos mosaicos azules pintados a mano que decoran el suntuoso interior.

34416048871_8c95041c25_b
Mezquita Azul o de Sultanahmet
33703620014_0b55e6fc04_b
Mosaicos pintados a mano que dan el sobrenombre a la Mezquita Azul

Su diseño arquitectónico obedece a la mezcla de elementos bizantinos de la cercana Santa Sofía con la arquitectura islámica tradicional, siendo considerada la última gran mezquita del periodo clásico otomano. A diferencia de la mayoría de los recintos islámicos, posee no solo 4 sino 6 minaretes, y un enorme patio que es casi tan grande como la propia mezquita.

33703591904_1093443d01_b
Patio de la mezquita de Sultanahmet

Desde ahí, se observa la impresionante edificación conformada por un sistema ascendente de cúpulas y semicúpulas, cada una de ellas apoyadas en tres exedras, que termina en una gran cúpula central, de 23.5 metros de diámetro y 43 metros de alto.

34160336560_4a0c91b691_b
Mezquita Azul o de Sultanahmet

La pesada estructura está conformada por monumentales columnas que sostienen la cúpula principal, desde donde cuelga un gran candelabro, antiguamente decorado en oro y piedras preciosas, que hoy en día se cierne sobre las alfombras que delimitan el área de oración.

34160309190_4352f56b96_b
Cúpula principal de la Mezquita Azul
34546191615_cb9c956efd_b
Decoración al interior de la Mezquita Azul

Las mezquitas abundan a lo largo y ancho de Estambul, que datan de muchos siglos atrás y que forman parte del patrimonio edificado de la ciudad. Pero hay una que, a pesar de tener 400 años de antigüedad, ostenta el título de “nueva”. La Yeni camii o Mezquita Nueva, se encuentra en el Cuerno de Oro, frente al embarcadero de Eminönü.

34160224150_1fa3013276_b
Yeni camii o Mezquita Nueva

El edificio está estructurado a partir de 66 bóvedas y semibóvedas colocadas en forma piramidal, y 2 minaretes que dominan el conjunto. Al centro del patio monumental que la precede, se levanta una hermosa fuente de abluciones para la purificación.

34160202690_4d3558da0e_b
Patio de la Mezquita Nueva

El interior de la mezquita es cuadrado, definido por cuatro pilares que soportan la bóveda principal, de 36 metros de altura y 17.5 metros de diámetro. Se encuentra bellamente ornamentada con azulejos de colores pintados a mano, muy similar a la Mezquita Azul y otras mezquitas imperiales de Estambul, aunque de menor calidad.

33735491423_a7e4235d7e_b
Cúpula principal de la Mezquita Nueva
34415808351_b64b2883d8_b
Decorado interior de la Mezquita Nueva
34504712306_f0d0e2fccf_b
Colorida ornamentación de la Mezquita Nueva, en Estambul

Sin embargo, se trata de un claro ejemplo del esplendor de la arquitectura otomana y tanto su diseño como su ubicación, constituyen una de las vistas más populares de la ciudad.

Anuncios

Un comentario Agrega el tuyo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s