Zagreb, la elegante capital de Croacia

Zagreb
Panorama de la ciudad de Zagreb

Atrás quedaron las soleadas bellezas naturales de la costa del Mar Adriático, y la hermosa capital croata refulge entre las alturas como una joya de Europa Central. Me reciben el frío y una necia lluvia que duró casi toda mi estancia, pero que no me impidió recorrer las encantadoras calles de la antigua ciudad de Zagreb.

Calles de la Ciudad Alta de Zagreb

Conocida también como “pequeña Viena”, dista bastante de emular a la capital austriaca y, sin embargo, no se puede negar su inconfundible aire austro-húngaro. Pero más allá de todo lo que pudiera recordar a otras grandes urbes, ésta es una pequeña ciudad que enamora.

Zagreb está hecha para pasear. Está dividida en la Ciudad Alta, desde donde se distinguen los tejados rojos, las agujas y cúpulas de las iglesias, edificios neobarrocos y art déco; y la Ciudad Baja, atiborrada de cafés, mercados emergentes, pintorescos barrios y coloridos murales.

Panorama de la Ciudad Alta de Zagreb

La parte alta de la ciudad es la zona más antigua y es ahí donde se encuentran los edificios más representativos. El centro es la plaza Markov, presidida por la iglesia de San Marcos o Sveti Marko, en el barrio de Gradec, que data del siglo XIII. Se trata de uno de los edificios más emblemáticos de la ciudad, con un portal gótico y un colorido tejado que representa los escudos medievales del país y la ciudad.

46323044852_2b70597db8_
Sveti Marko o Iglesia de San Marcos

A solo unos pasos, en el barrio de Kulmer, está el Museo de las Relaciones Rotas. Una visita a Zagreb no está completa sin dedicarle un tiempo a recorrer la exposición permanente que surgió primero a partir de una exposición itinerante, formada con base en el concepto de las relaciones fallidas y sus ruinas.

Museo de las Relaciones Rotas

Desde romances que se marchitaron hasta familias fragmentadas, este museo maravilloso y peculiar explora los recuerdos, objetos y mementos que quedan después de que termina una relación. En medio de una serie de habitaciones totalmente blancas se muestran donaciones de todo el mundo, cada una con una historia adjunta. Las exhibiciones van desde lo hilarante, hasta lo desgarrador. A su vez, divertido, conmovedor y profundo, es un resumen perfecto de la condición humana.

Objetos en exhibición del Museo de las Relaciones Rotas

Zagreb no se puede concebir sin su eternamente restaurada Catedral, cuyas agujas de arquitectura  gótica dominan el paisaje. Está dedicada a la Asunción, y en la plazuela que se extiende al frente, hay una imagen de la Virgen bajo esta advocación, custodiada por ángeles dorados que flanquean la columna principal, erigida sobre una fuente.

Torres de la Catedral de Zagreb
Imagen de la Asunción frente a la Catedral de Zagreb
Ángeles que custodian la imagen de la Asunción frente a la Catedral de Zagreb
Catedral de Zagreb

Sobrevivió dos incendios, a los que les siguieron reformas con el último estilo gótico de la época, pero que conserva elementos románicos. El suntuoso interior presenta una sola nave, con capillas que fueron añadidas posteriormente al diseño original. El altar está enriquecido con esculturas de madera que otorgan calidez al recinto.

Arcada románica de la Catedral de Zagreb
45651123834_ee63d3d859_
Interior de la Catedral de Zagreb

No muy lejos, se extiende el Mercado Dolac, justo en el corazón de la ciudad. Bullicioso, colorido y con vida propia, ha sido epicentro de transacciones entre comerciantes y locales desde 1930, que puntual y diariamente acuden a la cita para vender sus productos frescos. Especialmente interesante es el espacio dedicado al mercado de pescado, con una variedad asombrosa para tratarse de una ciudad sin costa. En los tenderetes se venden frutas, verduras, carne, lácteos, miel, aceite, flores y, desde luego, artesanías.

Cafés y restaurantes en la Ciudad Alta de Zagreb

Pero no solo en el mercado sino en los alrededores de la Ciudad Alta, hay tiendas de recuerdos llenas de corazones de todos los tamaños y colores, el souvenir más típico de Croacia. La cuadrícula rojiblanca de la bandera se hace presente también en los aparadores.

Tiendas y galerías de Zagreb
Tiendas de souvenirs en Zagreb
Tiendas de souvenirs en Zagreb

Aunque el artículo realmente distintivo es la corbata (kravata), que nació en este país. Su origen se remonta a 1635, cuando miles de soldados de esta zona de Europa acudieron a París para apoyar al rey Luis XIII. Para extrañeza de los franceses, los croatas llevaban anudado al cuello una especie de pañuelo con un nudo hacia la mitad del cuerpo. Finalmente se adoptó de forma oficial en la corte de Luis IV y de ahí saltó a Europa y al resto del mundo como símbolo de distinción. En Croacia se celebra el Día de la Corbata el 18 de octubre.

Tiendas de corbatas en Zagreb

La zona también está llena de cafés y restaurantes, en los que, tanto de día como de noche, se dan cita propios y extraños, que se reúnen a degustar algún platillo o los abundantes postres representativos de Zagreb.

Alrededores del Mercado Dolac en Zagreb, de noche
Los corazones de Croacia
Zagreb de noche

Para descubrir lo que realmente llaman “la pequeña Viena” hay que visitar la Ciudad Baja, un ensanche entre la arquitectura del siglo XIX y principios del XX, que se extiende desde la plaza de Trg Bana Jelačića hasta la gran estación de tren.

La primera, corazón geográfico de Zagreb, es donde la mayoría de las personas suelen reunirse. Toma su nombre de Ban Jelačić, la prohibición del siglo XIX (virrey o gobernador) que llevó a las tropas croatas a una batalla sin éxito con Hungría, con la esperanza de ganar más autonomía para su pueblo. La estatua ecuestre de Jelačić estuvo en la plaza desde 1866 hasta 1947, cuando Tito ordenó su remoción porque estaba demasiado vinculada al nacionalismo croata. El gobierno de Franjo Tuđman la desenterró en 1990 y la devolvió a la plaza.

Plaza o Trg Bana Jelačića

La Herradura Verde es una concentración de parques y jardines que funge como pulmón de la ciudad; está conformado por zonas verdes en forma de herradura, que unen grandes edificios representativos y que todavía hoy conservan su apariencia imperial.

Teatro nacional de Zagreb en la Herradura Verde

Un interesante modo de decir adiós a la capital croata es hacerlo precisamente desde la Estación Central de Zagreb, o Zagreb Glavni Kolodvor, en croata. Se trata de una construcción de estilo neoclásico con más de 185 metros de largo, e inaugurada a finales del siglo XIX; una estación pensada para el Orient Express y sus grandes viajeros que pasaban por Zagreb de camino a Estambul.

Glavni Kolodvor o Estación Central de Trenes de Zagreb

Yo también me despido de Croacia de esta manera, abordando el tren que me llevará a otro destino en el corazón de Europa Central. Hasta entonces.

32502040178_71818ca6f6_b
Andenes de la Estación Central de Trenes de Zagreb
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s